Apps gratis que no son gratis. Una mala práctica cada vez más habitual en App Store

Tecnología

Apps gratis que no son gratis. Una mala práctica cada vez más habitual en App Store

Abro App Store, me voy al apartado de «apps», me voy a «apps populares» y me descargo una. La app parece gratuita. Nada más abrirla me aparece una pantalla de advertencia: esta app es un servicio de membresía con una prueba gratis de una semana.

Me descargo otra, también «gratuita». Nada más abrirla me aparece un mensaje diciendo que, si no pago 12 euros, no podré usar la app. Quizás, servidor tenga un concepto distinto sobre la gratuidad pero, llámenme loco, si tengo que pagar para usar algo, no es gratis.


Apps gratis, pero solo una semana

Captura De Pantalla 2022 11 25 A Las 10 47 56 A M

Este tipo de reseñas son habituales en buena parte de las apps.

App Store está cada vez más lejos de ser ese paraíso que era hace unos años. Esa tienda bien diseñada, con fichas de apps que bien parecieran artículos y con infinidad de opciones gratuitas (gratuitas de verdad) para el día a día. Y hablo de App Store porque en Google Play Store, si bien se recurre a este formato de app «gratuita» que deja de serlo a los siete días, la tónica es mucho menos habitual. El formato de app en Android, por lo general, vira más hacia una app gratis algo capada y una versión de pago que desbloquea todas las funciones.

Apple es bastante transparente cuando consultamos los datos y características de la app. El problema, que no es tan sencillo ni user-friendly el acceder a datos sobre sus características de pago. Incluso accediendo a ellas, los desarrolladores no son transparentes del todo.

Apps De Pago

Siendo realistas, (casi) nadie va a bucear hasta este submenú para saber si hay compran in-app. Además, los periodos de prueba no se indican, solo los precios de suscripción.

Dentro de la ficha técnica tenemos un apartado de «compras dentro de la app», en el que la ficha tan solo muestra en un vistazo «sí» o «no». Si queremos más datos, tenemos que pulsar sobre la flecha que hay a la derecha. Al pulsar en ella, nos aparecen las distintas opciones y planes que tienen las apps.

Pero en ningún momento se indica que, si no se paga, no se puede usar la app. En este mismo saco de «sí que hay compras en la app» se incluyen tanto apps realmente gratuitas que nos permiten desbloquear funciones de pago, como aquellas apps que no son realmente gratuitas y que nos obligan a pagar una suscripción anual para usarlas.

Un buen ejemplo es esta app que permite crear retratos mediante IA (bastante interesante, sobre el papel). Se anuncia como gratuita y, nada más abrirla, nos indica que tenemos que pagar 11,99 euros si queremos un crédito. Si no pagamos ese crédito no es ya solo que no podamos exportar el retrato, es que no podemos usar la app directamente.


La noticia

Apps gratis que no son gratis. Una mala práctica cada vez más habitual en App Store

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología