Así intentó Ferrari vencer a Mercedes en Bakú

Redacción

No está siendo un Mundial de Fórmula 1 2019 nada fácil para Ferrari. Tras obtener una matrícula de honor en los test de pretemporada, cuatro dobletes consecutivos de Mercedes han encendido todas las alarmas rojas de Maranello.

Una quebradiza situación que tuvo su primera respuesta en el Gran Premio de Azerbaiyán 2019. Los ingenieros al norte de Italia han acelerado el desarrollo del SF90, incorporando en la prueba de Bakú piezas aerodinámicas que estaban previstas para el Gran Premio de España 2019.

Un impulso que nunca debe subestimarse, ya que presentar una carrera antes del plan inicial cualquier elemento siempre requiere de un gran esfuerzo por parte de todos los departamentos que conforman un equipo del ‘Gran Circo’.

Todos los componentes, que se podían contemplar principalmente en la parte central y trasera del monoplaza, fueron testados con parafina durante los Libres 1 por Charles Leclerc. Tras verificar los técnicos italianos desplazados al litoral occidental del mar Caspio que existía una correlación entre los datos de simulación y la pista, Sebastian Vettel también integró estas piezas en su coche.

Bargeboards o deflectores

Las limitaciones aprobadas por la FIA para mitigar la influencia del alerón delantero en su objetivo por favorecer los adelantamientos ha provocado que el trabajo de los expertos se concentre aún más en la zona central del monoplaza. Los nuevos bargeboards se distinguen de su versión anterior en tamaño, forma y posicionamiento, si bien sobresale por encima de todas las permutas el perfil triangular que ahora posee el elemento más grande de los cuatro deflectores.

Suelo

En un intento por reducir y desviar las turbulencias generadas por las ruedas traseras en la sección lateral del difusor, la Scuderia recuperó las tres pequeñas aletas verticales situadas en el fondo plano, un concepto aerodinámico que vio la luz por primera vez en el Gran Premio de Estados Unidos 2018 y que rápidamente copió Red Bull.

Alerón trasero

Con dos largas rectas de más de un kilómetro y medio, el Cavallino Rampante focalizó sus prioridades en reducir al máximo la resistencia al avance para aprovechar la enorme potencia de su propulsor. Para conseguirlo, Vettel y Leclerc equiparon un alerón trasero con un perfil de cuchara y una sección lateral ligeramente más alta en comparación con su parte central.

Difusor

En concordancia con el progreso inaugurado en el alerón delantero, el difusor del SF90 presentó una nueva serie de lengüetas en la parte superior del gurney (pequeños pliegues verticales que se adjuntan en el borde exterior del alerón), así como los cortes verticales fueron modificados en su sección más delantera para mejorar la eficiencia y generar más carga aerodinámica.

“Nuestra forma de trabajar es siempre la misma, mejorar uno mismo, comprender las debilidades y tratar de ir más lejos. Tendremos que, quizás, intentar presionar sobre alguna opción, ser más agresivos en el desarrollo», aseguró Mattia Binotto tras presentar todas estas novedades en el Gran Premio de Azerbaiyán 2019. Por el momento, este avance ha resultado insuficiente, ya que Mercedes sumó su cuarto doblete consecutivo en Bakú.

Ver más en https://as.com/motor/2019/04/30/formula_1/1556611722_025492.html#?ref=rss&format=simple&link=link

  • Categoría de la entrada:Deportes