Así usé la app de la DGT para comprar un coche de segunda mano y no morir en el intento

Tecnología

Así usé la app de la DGT para comprar un coche de segunda mano y no morir en el intento

Comprar un coche actualmente es un drama. La segunda mano está disparada, comprarlo nuevo está al alcance de muy pocos, y las restricciones a los vehículos de combustión cada vez aumentan más. Pero algunos necesitamos un coche, por el motivo que fuere.

Durante mi proceso de búsqueda y adquisición de un coche de segunda mano me he ayudado de la app miDGT. Junto a Mi Carpeta Ciudadana, es una de las mejores aplicaciones de la administración, y me ha ahorrado más de un quebradero de cabeza en el tedioso proceso de hacerme con el vehículo perfecto para mí.


Pagar un informe es mejor que pagar sustos

Seguimos comprando coches afeitados en pleno 2023, sobre todo cuando miramos alemanes. En buena parte de los casos, basta con pedir un informe sobre el vehículo para asegurarnos de que el kilometraje no ha sido manipulado. Pero, como buenos españoles, no nos gusta pagar. A mí tampoco, pero he acabado pagando un total de tres informes hasta dar con el coche que quería. Pagar 8 euros por un informe antes de pagar 10, 20, o 30 mil euros por un coche acaba mereciendo la pena.

Mi Dgt

Los coches de compraventa suelen tener avisos, ya que se dan de baja temporal a la hora de comprarlos.

La app miDGT me ofrecía dos tipos de informe: gratuito y de pago. El gratuito proporciona información bastante interesante: matrícula, modelo de coche, combustible y fecha de matriculación. Para mí, es el primer filtro que tiene pasar cualquier candidato a posible compra. En los meses que he destinado a rastrear internet en busca de un coche decente, me he encontrado de todo.

España es un país… peculiar para comprar coches. Los informes de la DGT me han mostrado todo tipo de trampas

Coches «de 2020» que en la app de miDGT eran de 2017 o 2018, modelos que directamente ni siquiera coincidían con su matrícula, y una inmensa mayoría de vehículos de particulares que aparecían con incidencias. El informe gratuito no detalla la incidencia, pero si es de un particular, esta señal es claro indicativo de que el coche no está al corriente de algún pago, o de que hay alguna incidencia con sus papeles. Mi recomendación es no perder un solo minuto con estos coches, por más que parezcan gangas.

Una vez tienes en la mira dos o tres candidatos de forma medianamente clara, es cuando compensa pagar el informe. Al pagarlo, obtenemos un PDF con algunos datos clave sobre el vehículo:

Captura De Pantalla 2023 01 05 A Las 11 52 07 A M

Fragmento de un informe de pago de la DGT. Son accesibles para cualquier persona.

  • Si el vehículo proviene o no de renting
  • Domicilio del vehículo
  • Vigencia del seguro
  • Capacidad legal del vehículo para circular
  • Historial de bajas y motivo de las mismas
  • Historial de ITV y gravedad de los fallos que haya podido tener en ITVs desfavorables
  • Historial de lecturas del cuentakilómetros

Son especialmente relevantes las lecturas del cuentakilómetros que se han ido haciendo en ITV (no son pocos los coches con lecturas que no coinciden con los kilómetros del odómetro), así como la procedencia del vehículo. En mi caso particular, evitaba los renting a toda costa, ya que prefería un vehículo particular con libro sellado en casa oficial. Ni todos los renting son malos ni todos los particulares son buenos, pero contar con el dato en el informe, ayuda.

Tras pagar el un informe de un vehículo que iba a comprarme la sensación era de haber tirado el dinero a la basura. Cuando acabé pagando por el coche correcto gracias a ello, supe que simplemente fue una inversión completamente necesaria para evitar sustos

Si te asolan las dudas sobre si es o no suficiente con el informe de la DGT, en mi caso particular, me atrevería a decir que sí. Cuando tuve claro el coche, además de pagar el informe de la DGT pagué un informe Carfax (cuesta más del doble) en el que obtuve… exactamente la misma información. Todo presentado de forma más visual, pero exactamente los mismos datos.

Ya tengo el coche, y ahora la app es mi mejor aliada

App Mi Dgt

Gestorías hay muchas, y no todas buenas. Uno de los motivos por los que escribo este artículo tiene que ver con ello. Si todo va bien, el proceso de compraventa de un coche no puede ser más sencillo. Se entrega la documentación original del vehículo y en unas dos o tres semanas tienes en casa la nueva a tu nombre. Si la gestoría hace su trabajo. En el caso de que topes con alguien que alargue el proceso y no quieras estar dependiendo del permiso de circulación provisional, la app miDGT es un salvavidas.

Con esta app puedes saber cuándo se ha hecho efectivo el cambio de nombre y acceder a la documentación final desde el primer día

En primer lugar, la app te chiva en tiempo real cuándo se ha hecho efectivo el cambio de nombre. Es muy simple: si el coche o moto no aparecen en la app, no es tuyo legalmente a ojos de la DGT. En el momento que abres la app y aparece el vehículo, ya puedes respirar tranquilo, se han realizado los trámites.

Pero, además de saber que el coche está a tu nombre, el poder acceder a la documentación original (aunque sea de forma virtual), es todo un respiro. En la app tengo acceso al permiso de circulación a mi nombre y a la ficha técnica. En caso de que te paren en un control, esta información es tan válida como los documentos físicos. Pude consultar asimismo que el vehículo estaba asegurado a la fecha escogida, e incluso es posible asignar un conductor habitual si el vehículo no lo vamos a usar solo nosotros.

Hay otro apartado importante por aquí, y es el de las multas. Si en los días que has usado el coche has sido agraciado con la papeleta, la app suele notificar antes que la propia carta certificada que te llega a casa. Desde la app, en caso de que no te quede otra, puedes pagar la multa (pronto pago).

mi dgt

En definitiva, la app de miDGT ha logrado que el tedioso proceso de hacerme con un coche usado en los tiempos que corren sea algo menos complicado. Ni que decir tiene el poder usar la app como remplazo de carnet físico, todo un punto para los que no llevamos cartera ni documentación encima más allá del móvil. Paciencia, sentido común y tecnología, no hace falta mucho más para hacerse con un nuevo vehículo.


La noticia

Así usé la app de la DGT para comprar un coche de segunda mano y no morir en el intento

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología