Bagnaia caza a Quartararo

Redacción

El Gran Premio de Tailandia dejó dos grandes triunfadores y un enorme perdedor. Miguel Oliveira se llevó su segunda carrera de la temporada pilotando una KTM. El mérito del portugués es tremendo para sacar su talento a relucir en condiciones de agua extremas. El otro vencedor fue un Pecco Bagnaia que fue tercero y que ya está a sólo dos puntos del liderato de la general.

El italiano hizo una carrera muy sólida estando en todo momento en las plazas cabeceras y no quiso arriesgar más para seguir a su compañero Jack Miller y a un Oliveira que pilotaron cómo auténticos expertos en el agua. A Bagnaia le comunicaban continuamente en su pizarra que el Fabio Quartararo estaba fuera de los puntos.

El piloto de Yamaha salía cuarto, pero una mala salida y un susto en la primera vuelta lo relegaron al fondo del pelotón. Allí el piloto galo no pudo sacar más jugo a su moto para por lo menos salvar los muebles en forma de puntos. Aleix Espargaró, el tercero en discordia en el Mundial, sí lo hizo con un undécimo puesto.

Así las cosas, Quartararo sigue liderando aunque de los 100 puntos que tenía a principio de verano sobre Bagnaia ya sólo quedan dos. Espargaró está de tapado a 20 puntos de la cabeza y con la esperanza de que los que van por delante de él empiecen a equivocarse en alguna carrera.

Márquez progresa adecuadamente

Mérito tuvo también el quinto puesto en carrera de un Marc Márquez que poco a poco va rascando puntos y sensaciones. El ocho veces campeón no es ni de lejos el piloto que fue, pero parece que los dolores en el húmero que tanto le habían limitado en los últimos dos años han remitido.

Honda HRC tiene todavía mucho que trabajar para mejorar su actual noveno puesto en el Mundial de Constructores siendo éste su peor resultado en la historia. La moto parece ir mejorando en cuanto a prestaciones para un Marc Márquez ya, por lo menos, no está sufriendo caídas importantes.

Todo apunta a que Bagnaia lo tiene en su mano, puesto que a partir de ahora sí recibirá la ayuda de otros pilotos Ducati para asegurar el campeonato. La consigna es clara en la fábrica de Bolonia: que no se escape este Mundial cueste lo que cueste. Yohan Zarco no le arrebató la tercera posición quizá por órdenes de equipo.

El Mundial pone ahora rumbo a Australia en un lugar donde Bagnaia puede culminar definitivamente su remontada. Quartararo está herido tras sumar siete carreras seguidas sin conocer el triunfo. En ese lapso, el líder del Mundial sólo piso en una ocasión el podio. Quedan tres carreras para conocer al campeón de MotoGP y el Mundial es como si acabase de reiniciarse.

  • Categoría de la entrada:Deportes