Brasil se pasea por La Paz
En este momento estás viendo Brasil se pasea por La Paz

Redacción

Objetivo cumplido para Brasil, que cerró las eliminatorias sudamericanas como líder invicto. Con una formación de circunstancias plagada de suplementes, la Seleçao siguió con su rutina en Sudamérica y ganó en La Paz (0-4), con goles de Lucas Paquetá, Richarlison, en dos ocasiones, y Bruno Guimaraes. Fue una victoria incontestable.

Ahora solo le falta disputar el clásico aplazado en su día contra Argentina, por culpa del lío de la vigilancia sanitaria brasileña con los jugadores de la Albiceleste residentes en Inglaterra, que, todo apunta, que se jugará en junio en Australia. Un trámite descafeinado que solo servirá como preparación para el Mundial.

La Seleçao fue recibida con uñas y dientes. La declaración en la previa de Tite ,que calificó como “inhumano” jugar en la altitud de La Paz, provocó una ola de indignación entre los bolivianos, que se lo tomaron como una afrenta nacional… hasta el expresidente Evo Morales dijo la suya.

A la hora que rodó el balón, Brasil, con mucho oficio, enmudeció a su rival y supo apaciguar los ánimos. Se adaptó bien a un terreno de juego lento, con el césped alto e irregular, y supo dosificarse. Sin Neymar Jr., Vnicius Jr. (ambos ausentes por acumulación de tarjetas) y Raphinha (no ha podido participar de esta fecha FIFA a causa del Covid-19 y se ha quedado en Leeds), la Verdeamarela se puso el mono de trabajo y dejó sentenciado el encuentro en el primer tiempo con dos latigazos.

El primero fue una conexión entre Bruno Guimaraes, que condujo con maestría rompiendo líneas de presión, y Lucas Paquetá, que definió por abajo con la zurda. Ambos se entendieron a las mil maravillas reeditaron la sociedad que formaban hasta diciembre en el Olympique de Lyon.

Y, el segundo, al filo del descanso, nació en la punta derecha con un centro largo de Antony al segundo palo, que remató solo Richarlison, aprovechando el despiste de Quinteros

AMAGO DE REACCIÓN BOLIVIANA

La Verde intentó salvar el honor con un inicio de segundo tiempo muy digno, en la que tuvo tres oportunidades muy claras… pero acabó topando con un Alisson muy inspirado.

Brasil siguió a lo suyo. Intentó sobrevivir, siempre a bajas revoluciones, Y acabó marcando el 0-3 en una nueva conexión Paquetá-Bruno Guimaraes, pero esta vez con los papeles cambiados. El 0-4 definitivo fue en el último suspiro con un Richarlison en estado de gracia.

Los tantos sirvieron, y mucho, para dos futbolistas que aún no tienen plaza garantizada para Catar: Bruno Guimaraes, que nunca ha sido titular absoluto con Tite, y que demostró que es un futbolista mayúsculo llegando desde la segunda línea y Richarlison, que en esta fecha FIFA ha recuperado el terreno perdido en una temporada con muchos problemas físicos.

Mención especial merece lo de Dani Alves. Con 38 años, jugó un partido dignísimo a 3.600 metros de altura. Aguantó muy bien la posición, supo dosificar sus subidas, finalizó de larga distancia y tuvo pulmones para asistir en ataque, principalmente en el segundo tiempo.

  • Categoría de la entrada:Deportes