Cada vez hay más gente colándose sin permiso en el cráter del Teide. Y además de un peligro, es ilegal

Tecnología

Colores rojizos y casi marcianos, domos volcánicos, laderas sinuosas y cuevas afiladas. El parque nacional del Teide, ubicado en el centro de la isla de Tenerife, es uno de los ecosistemas volcánicos más extraordinarios que existen en el mundo. Le llaman «el techo de España» con razón: posee nada más y nada menos que 3.718 metros de altitud.

Por su destacada importancia geológica y su impresionante belleza fue declarado  patrimonio de la humanidad en 2007 y actualmente es uno de los espacios naturales más protegidos de nuestro país. Además de un destino turístico clave. Hasta 2,8 millones de visitantes llegan a esta zona cada año, según el Instituto Canario de Estadística (ISTAC).

Para ascender el volcán (y lo que es el pico más alto de España), los visitantes pueden hacerlo en teleférico o caminando. Eso sí, la ruta consta de 9 kilómetros y se tarda alrededor de seis horas en completarla por su inclinación. Sin embargo, hay que tener presente que no todo el mundo tiene permitido su ascenso. Para llegar hasta el punto más alto se necesita de un permiso especial a través de la web oficial del Parque Nacional, que a veces requiere más de tres meses de antelación.

Teniendo en cuenta que cada día se conceden, como mucho, unos 200 permisos, son muchos los visitantes y turistas los que se saltan la normativa y acceden a la cima del volcán sin tener ningún tipo de permiso. Es decir, de forma totalmente ilegal.

Y eso, para el Cabildo de Tenerife, significa una sanción económica como la copa de un pino. Según la ley, las infracciones en el Parque Nacional del Teide cuyos daños pueden ser sancionados con multas de hasta el cuádruple del valor del daño. En caso de no ser evaluables, las infracciones leves se sancionarán con multa de hasta 3.000 euros, las graves entre 3.001 y 150.000 euros y las muy graves entre 150.001 y 600.000 euros. Aún así, a la gente parece no importarle mucho dichas sanciones pues cada vez son más quienes se aventuran hasta las fauces de este dantesco paisaje.

La última polémica por este motivo llega tras viralizarse un vídeo en la red social X (antiguo Twitter), en cuyas imágenes aparecen cinco jóvenes saltándose la barrera que limita las zonas permitidas y adentrándose al cráter del volcán sin autorización. Al parecer, se saltaron las cadenas que conforman el perímetro al que pueden acceder los visitantes autorizados.

teide crater

Hasta ahora se desconoce la identidad de los cinco jóvenes y el motivo por el que querían llegar hasta ese punto. Tampoco  cómo lograron acceder a la zona prohibida. Lo que sí se ha podido saber, tal y como ha publicado el medio local El Día, es que ninguno de ellos era trabajador del Parque y que el gobierno regional ha abierto una investigación para aclarar los hechos.

Esta práctica ilegal se ha hecho cada vez más común en los últimos años. Y es algo que preocupa a las autoridades, pues supone un riesgo muy grande para quien la lleva a cabo. De hecho, no sería la primera vez que algún visitante pierde la vida por saltarse la normativa. Hace sólo dos meses se encontraron dos cadáveres en el Parque Nacional del Teide, en concreto, en la zona de Pico Viejo. Según fuentes de la Guardia Civil, la hipótesis más plausible es que se tratara de dos senderistas que pudieron haber sufrido una muerte accidental ya sea por caída o por hipotermia.

La polémica de Tenerife con streamers como TheGrefg

Entre otras polémicas que afectan al volcán, está también la protagonizada por el famoso creador de contenidos y streamer TheGrefg, quien publicó una imagen en su Instagram en la que, para poder hacerla, se habría salido de un sendero oficial y habría accedido a una zona prohibida del cráter del Teide, ubicada en su zona más alta (3.710 metros de altitud).

«Ahora viene lo épico, para subir a la cima va a subir conmigo un jefazo, un capo de Tenerife de Medioambiente porque de normal no se puede, necesitas autorización», dijo el streamer. Aquello desató una gran polémica ya que esa persona se trataba del director insular de Medio Ambiente, Pedro Millán. Eso llevó a los socialistas a criticar duramente a la institución y tachar de “inaceptable” la actitud del director.

La controversia terminó con un comunicado del propio Cabildo de Tenerife, que aseguró que la visita de TheGrefg estuvo siempre autorizada por la Dirección del Parque Nacional y que contó en todo momento con la presencia de Medio Ambiente.

El guía oficial del Teide y educador ambiental José Carlos Herrero denunció otro hecho similar en sus redes sociales, criticando que otro influencer se había tomado varias fotos en una elevación únicamente accesible con fines científicos de conservación y que temía un posible efecto llamada: “No se puede acceder hasta ahí. Se salió del sendero para hacerse la foto de rigor, calculo que unos 300 metros quizás”. E hizo hincapié en que el joven se habría expuesto a “un gran riesgo de caída”. También denunciaba que había accedido en un lugar donde hay “instrumentación del Instituto Geográfico Nacional para toma de datos”.

Imagen: Unsplash / X

En Xataka | Franco introdujo una oveja exótica en el Teide para contentar a los cazadores. Ahora está acabando con su ecosistema


La noticia

Cada vez hay más gente colándose sin permiso en el cráter del Teide. Y además de un peligro, es ilegal

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Albert Sanchis

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología