Carme Elias, el alzhéimer y cómo aceptarlo en ‘Mientras seas tú’: «Yo soy actriz y la cámara te da la vida»

Redacción

‘Mientras seas tú’ arranca con un momento en el rodaje de ‘Las consecuencias’ (2021), la segunda película que la directora venezolana Claudia Pinto hacía con Carme Elias. En esta secuencia, Elias no puede seguir interpretando una escena porque no recuerda el diálogo. Los actores tienen recursos para no quedar en blanco en situaciones de estas características, que evidentemente suceden en muchos rodajes y actuaciones teatrales. 

Ahí podríamos decir que empezó la gestación ‘Mientras seas tú’, este documental poco ortodoxo que muestra a la espléndida actriz barcelonesa enfrentada a la enfermedad que ella ha bautizado como Al, el alzhéimer, con el que ahora tiene una relación distinta: “Ya nos conocemos, ya somos amigos, sé cómo actúa y solo tengo que ser cuidadosa. Al es más ligero, no es tan malo. Si dices alzhéimer, entras en otro mundo”. Aceptación.

¿Cuándo deciden realizar esta suerte de documento y crónica afectiva del proceso en el que empieza a sumirse la protagonista de ‘Camino’, cuyo rodaje se prolongaría durante cinco años? “Carmen empezaba a tener sospechas, pero los médicos no veían nada”, nos explica la directora. “Cuando rodamos ‘Las consecuencias’, Carmen tenía muy claro el personaje y desde donde tenía que interpretarlo a nivel emocional, pero el texto, las palabras, salían de una manera muy absurda, y ella no era consciente de esto. Cuando una actriz se equivoca o tiene miedo escénico se comporta de otras maneras”.

Ante esta situación entonces inexplicable, Elias le dijo a Pinto que la substituyera por otra actriz. “Le dije que por supuesto que no, confiaba en ella y no deseaba abrir una grieta de frustración dentro de su relación con el trabajo”. El filme se terminó y no se observa nada especial, pero poco después llegó el diagnóstico.

Dejar un rastro

“No teníamos ninguna intención de rodar nada. Yo me fui en tren a Valencia para comunicarle el diagnóstico, y en ese momento Claudia me pregunto si quería que dejáramos un rastro de todo esto, y le dije que sí, algo hecho en familia”, recuerda Elias. Pinto añade que es “dejar un rastro porque no sabes cómo es esta enfermedad, cuanto tiempo tienes, que te va a robar mañana o pasado, si habrá un próximo verano”.

En un momento del filme, muy intenso a la vez que íntimo, Carme Elias habla del aquí y ahora de los actores, pero añade que es un engaño porque ella ya no puede elegir su aquí y ahora. La sensación es que ‘Mientras seas tu’ es una película hecha para atrapar el presente. “Es un filme en presente, está vivo” nos dice Pinto. “Los actores, o según que actores, porque cada uno trabaja a su manera, para que no se nos vaya la bola tenemos en cuenta el aquí y ahora”, reflexiona Elias. “Quiero decir que cuando estás actuando igual piensas en cosas que tienes que hacer mañana, porque esto pasa cuando llevas muchas funciones, desconectas un momento del personaje que estás interpretando pero sigues con el personaje. Lo que hay que evitar es esta memoria que aparece en ese momento”.

Elias dice que actuar es purificador, y en un momento del filme un médico asegura que hacer este documental es beneficioso: “La purificación quiere decir que en los personajes que interpretas entregas parte de ti misma. Es purificador en este sentido, porque te hace ver parte de ti misma de las que tienes que ocuparte. Y, claro, es beneficioso, yo soy actriz y la cámara te da la vida”.

Pero empezaron haciéndolo como algo muy íntimo, para ellas dos, y de repente ha obtenido una trascendencia colectiva. “Si nos hubieran dicho que esta película iba a estar en salas no sé si la hubiéramos hecho, honestamente. Es una responsabilidad muy grande”, apunta Pinto. 

 El filme se ha realizado de este modo por la confianza ciega de la actriz en la directora: “Carmen es una actriz que siempre ha cuidado mucho su vida privada, muy segura en lo que mostrar y no mostrar. Y de repente hacemos una película que cuenta a que te agarras cuando te vas desvaneciendo, como una actriz puede seguir siendo actriz sin memoria, el poder transformador del arte”. No es fácil, no puede serlo. “Puedes guardarlo todo y por las noches taparte hasta la cabeza con la sábana y llorar”, describe muy gráficamente la actriz.

Decirlo o no

En 2021, Elias recibió el Gaudí de Honor, pero aún no había tomado la decisión de comunicar en público que tenía alzhéimer. “Sé que estuve valorando decirlo o no decirlo”, nos comenta, “pero pensé que era como hundir un acto que es de todos, anteponer lo personal a una historia que era colectiva, no era adecuado”. Lo comunicó en el Brain Film Festival, en 2022: “Costó tomar la decisión, y entonces tienes miedos raros, piensas que me van a avasallar, me pueden seguir para atracarme, te sientes desvalida. Pero después ves que esto no va tan rápido como creías. A estas alturas pensaba que ya no estaría aquí”.

El desafío de Pinto era hacer visible en imágenes una enfermedad que es invisible. Todo improvisado, intuitivo. “El proyecto está abierto, pero la película está terminada. Empezamos a rodarla como algo muy nuestro, pero en el camino hemos decidido que tenía sentido hacerla pública siguiendo un poco la decisión de Carmen de hacer pública su situación” observa Pinto. Y añade: “Rodar es algo que nos ayuda a las dos. Por lo tanto hemos decidido terminarlo pero sin cerrarnos a la posibilidad de seguir grabando e incorporar o no en un futuro, si nos parece bien, una nueva versión o un epílogo. Hemos dejado la puerta abierta, pero la película que se estrena está perfectamente acabada”. Y, sobre todo, hacer “un filme muy cercano, vivencial”, que es también “una historia de amistad”, concluye Elias.

  • Categoría de la entrada:Deportes