CelZa: el plan de España y Portugal para hacerse fuertes a nivel energético depende de un gaseoducto mutuo

Tecnología

CelZa: el plan de España y Portugal para hacerse fuertes a nivel energético depende de un gaseoducto mutuo

Aprovechando la reunión del Consejo Europeo de octubre, los líderes de los gobiernos de España y Portugal, Pedro Sánchez y Antonio Costa, se reunieron con el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, y acordaron sustituir el gasoducto MidCat por el Corredor de Energía Verde (BarMar), una tubería submarina que conectará Barcelona, donde se encuentra la principal planta regasificadora del Mediterráneo, con Marsella, que acoge la planta de Fos, la segunda planta regasificadora con más capacidad de la región. El acuerdo fue valorado positivamente por los tres líderes: «lo hemos logrado con un compromiso europeísta y solidario», afirmó Sánchez en declaraciones a los medios de comunicación.

Ello supone el acoplamiento de la península ibérica a la interconexión energética europea, obstaculizado históricamente por Francia. Para realizarlo, eso sí, es necesario construir un nuevo gasoducto que conecte los dos países ibéricos, el CelZa.

Plan CelZa. Esta nueva tubería se sumará a los dos gasoductos que llegan desde Portugal hasta Galicia y Extremadura en estos momentos y conectará el municipio portugués de Celorico da Beira con Zamora, tal y como se anunció en el comunicado conjunto de los tres países. El objetivo, a corto plazo y de forma transitoria, es dar salida al gas de la planta regasificadora de Sines, cuyo puerto puede albergar numerosos y grandes barcos metaneros gracias a la profundidad de sus aguas, para acoplarlo a la red gasista española y enviarlo a Barcelona, desde donde viajará a Marsella a través del Corredor de Energía Verde, también llamado BarMar.

Planes para el futuro. A largo plazo, la idea es que fluya hidrógeno verde por esta tubería, cumpliendo así con los objetivos de la transición energética. Por eso Sines es el lugar escogido: allí se está construyendo una gran planta de hidrógeno verde, que cuenta con una inversión privada de 1.000 millones de euros. Esa es la razón por la que la sustitución del MidCat por el BarMar es más provechosa para Portugal, según el primer ministro Costa, al ser un país que no produce gas natural, y que tiene poca capacidad de regasificación de gas natural licuado en comparación con España.

Archivado años atrás. En 2017, el plan de conectar Celorico da Beira con Zamora ya formaba parte de los Proyectos de Interés común de la compañía lusa Redes Energéticas Nacionais, pero fue abandonado por un análisis de la Agencia Portuguesa del Ambiente, realizado en 2018, que alertó del impacto de la tubería a su paso por la región vitícola del Alto Duero, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, que sería “irreversible” para el lugar. Ahora, tras el acuerdo alcanzado entre los dos países ibéricos y Francia, el proyecto se ha reactivado, con un trazado diferente al anterior, que se encuentra en estudio para comprobar su impacto medioambiental, según informó el primer ministro portugués.

Búsqueda de financiación. El CelZa se enmarca dentro del acuerdo por el Corredor de Energía Verde, también llamado BarMar. Como dijo Pedro Sánchez, el siguiente paso ahora es analizar “los plazos de inversión, el reparto de costes y el volumen de recursos”. En este sentido, Sara Aagesen, secretaria de Estado de Energía, confirmó en el Congreso de los Diputados que se entablarán conversaciones con Bruselas con el objetivo de conseguir la financiación necesaria para llevar a cabo el proyecto del Corredor de Energía Verde.

Negociaciones pendientes. Desde la UE afirman estar dispuestos a apoyar cualquier proyecto que vaya en la línea del plan REPowerEU, creado para combatir los efectos de la invasión rusa de Ucrania en el mercado energético. En Francia confían en que Bruselas financie este proyecto, al igual que en Portugal. Sin embargo, en Lisboa descartan emplear parte de su dinero correspondiente al programa REPower EU, ya que consideran que el Corredor de Energía Verde, en el que está incluido el gasoducto CelZa, es un proyecto de interés común europeo.

El 8 y 9 de diciembre, con motivo de la cumbre de EuroMed, los tres países volverán a reunirse para estudiar este nuevo proyecto. Veremos si son capaces de llegar a un nuevo acuerdo.

Imagen: Unsplash / Maksym Kaharlytskyi


La noticia

CelZa: el plan de España y Portugal para hacerse fuertes a nivel energético depende de un gaseoducto mutuo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Fernández

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología