Cena de hermandad del Barça para unir fuerzas antes del Mundial

Redacción

Después de decepción en la Champions, el FC Barcelona quiere agarrarse a la Liga para avanzar en su proceso de reconstrucción y demostrarse a sí mismo que está capacitado para ganar un trofeo importante esta misma temporada. Tras la derrota contra el Bayern en el Camp Nou, el conjunto azulgrana se puso entre ceja y ceja sumar los nueve puntos de la competición doméstica que había en juego antes del Mundial de Qatar. Salvados ‘in extremis’ los tres de Mestalla, los culés ya tienen todo los sentidos puestos en los encuentros ante Almería y Osasuna.

Este miércoles por la noche, justo antes de empezar el último ‘sprint’ del intensivo de octubre y principios de noviembre, la plantilla del Barça se ha conjurado en un restaurante de referencia, Can Ferran, el mismo donde se celebraban los títulos en la época de Guardiola en el banquillo, para hacer piña antes de las dos últimas citas previas a la Copa del Mundo, la primera contra el Almería en el Camp Nou el próximo sábado (21.00h) y la segunda en El Sadar, el estadio de Osasuna.

Tanto Xavi como los futbolistas culés han llegado alrededor de las nueve de la noche al escenario de la cena. Ronald Araujo, en plena recuperación de la avulsión del tendón del aductor largo del muslo derecho, se ha desplazado a la ubicación en taxi. Ansu Fati ha sido el último jugador en llegar al equivocarse de puerta de entrada y Ter Stegen ha bromeado con los reporteros al comprobar si su coche estaba bien aparcado. El director deportivo Jordi Cruyff, el cuerpo técnico y el equipo de comunicación del Barça también han hecho acto de presencia en la cena.

Los últimos futbolistas en abandonar el restaurante lo han hecho llegada la medianoche, esto es, después de casi tres horas de cena. La plantilla del Barça ha disfrutado de una velada distendida antes de unos últimos días de competición antes del Mundial frenéticos.

  • Categoría de la entrada:Deportes