Comprar un PC de gama alta en 2023 es el doble de caro que en 2017: la inflación en gaming está descontrolada

Tecnología

Comprar un PC de gama alta en 2023 es el doble de caro que en 2017: la inflación en gaming está descontrolada

Jugar a todo trapo sale caro. Ya lo hacía en 2017, pero las cosas han empeorado en 2023. La inflación es uno de los grandes motivos de la subida de precios, pero el otro es mucho más simple: los fabricantes han decidido subir los precios.

Eso ha hecho que contar con una configuración de gama alta imponga ahora un gasto mucho más considerable. Si queremos disfrutar de lo último de lo último, tendremos que enfrentarnos a una realidad palpable en el mundo gamer: si quieres tener lo mejor los precios se han disparado.

Los precios de hoy son para llorar

Lo comentaban en el portal francés JeuxVideo, donde precisamente descubrían cómo al configurar un PC tope de gama en 2017 y hacer lo propio en este 2023, las diferencias en precio eran demoledoras.

Captura De Pantalla 2023 01 04 A Las 13 18 35

Fuente: PCPartPicker

La culpa es en buena parte del mundo de las tarjetas gráficas, que —dejando de lado el tumultuoso efecto de las criptomonedas— ha visto unos incrementos de precio extraordinarios: una de las nuevas GeForce RTX 4090 cuesta 2.099 euros, más incluso que todo un PC de gama alta para gamers en 2017.

Veámoslo en una tabla comparativa. Aunque la inversión en algunos componentes no es tan alta (fuente, disco duro, caja, refrigeración), la idea de ese medio era centrar esa comparativa en los componentes más directamente responsables del rendimiento y el precio: el procesador, la tarjeta gráfica y la placa base.

Modelo 2017

Precio 2017

Modelo 2023

Precio 2023

Procesador

Intel Core i7 7700k

300

Intel Core i7 13700K

620

Tarjeta gráfica

GTX 1080 overclockeada

540

RTX 4080 Founder’s Edition

1.469

Placa BASE

ASUS Maximus VIII Hero

230

Compatible

400

Memoria RAM

2 x 8 GB DDR4

140

2 x 16 GB DDR5

300

Fuente Alim

650 W

100

Corsair RM850E 850 W

190

SSD

Samsung 960 Evo de 250 GB

120

Crucial P3 2 TB

160

HDD

2 TB

70

Caja

Estándar

100

Estándar

100

Refrigeración

Kit básico

100

Kit básico

100

TOTAL

1.700

3.339

Es evidente que sería posible ir a configuraciones aún más altas y buscar lo mejor de lo mejor en todos los apartados, pero esta sencilla comparación deja claro cómo el precio para un PC notable «a la última» prácticamente se ha doblado desde 2017 a 2023. Es cierto que no hemos contado con la inflación: 1.700 euros de 2017 equivaldrían a 2.040 euros de 2023, lo que hace que la diferencia se rebaje ligeramente.

Es cierto que el rendimiento de la configuración de 2023 es muy superior al de 2017: la GTX 1080 rondaba los 9 TFLOPS (FP16), por ejemplo, y una RTX 4080 ronda los 49 TFLOPS: cinco veces más, aunque en la práctica el rendimiento sea más bien el triple o quizás el cuádruple.

De hecho esa configuración de 2017 no habilitaba el juego 4K, algo para lo que la configuración de 2023 está totalmente preparado. Hace unos años un buen PC gaming garantizaba tasas estupendas en 1080p e incluso en 1440p según el juego, pero la cosa se ponía complicada si íbamos más allá.

Consolas y las odiosas comparaciones

Eso hace aún más interesantes las consolas de última generación: tanto la PS5 como la Xbox Series X (e incluso las Series S) son fantásticas opciones por unos 500 euros, ya que dan acceso a juegos en 4K y a experiencias fantásticas para jugadores exigentes.

Es cierto que en ciertos ámbitos un buen PC gaming va más allá, pero la realidad es que el precio de las consolas se ha mantenido mucho más estable: la Xbox One, costó 499 dólares de 2013 (638 dólares ajustando a inflación), que es lo mismo que costó la Xbox Series X cuando se lanzó en 2020. La PS4 costó 399 dólares de 2013 (510 dólares ajustando a la inflación), mientras que la PS5 salía a 499 dólares en 2020.

La ganancia de rendimiento era también muy notable: las Xbox One y las PS4 ofrecían 1,4 y 1,84 TFLOPS de potencia respectivamente, pero las Xbox Series X y las PS5 ofrecen 12,16 y 10,3 TFLOPS respectivamente: multiplican aproximadamente por seis el de sus precedesoras.

Mejor no hablamos de los sistemas de almacenamiento, que han pegado un salto aún más extraordinario. Es cierto que pasaron más años (siete) entre una generación y otra que en la comparación que hemos hecho con los PCs, pero como hemos visto los precios se han mantenido mucho más estables.

Imagen: PCPartPicker


La noticia

Comprar un PC de gama alta en 2023 es el doble de caro que en 2017: la inflación en gaming está descontrolada

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología