Con megas a precio de oro a través de VPNs: cómo se están conectado a Internet en Cuba para evitar la censura
Con megas a precio de oro a través de VPNs: cómo se están conectado a Internet en Cuba para evitar la censura

Tecnología

Desde hace una semana, miles y miles de cubanos han tomado las calles para protestar contra el régimen, la crisis económica y las medidas adoptadas por el gobierno en materia de la COVID-19, manifestaciones que se han saldado con desapariciones, privaciones de libertad y censura online.

La semana pasada, el gobierno cubano bloqueó el acceso a plataformas como WhatsApp, Facebook, Instagram y YouTube, aunque Twitter y Telegram parecían estar operativas. Las plataformas de Facebook y YouTube volvieron a estar online unos días después, pero según vemos en la cuenta oficial de NetBlocks, el bloqueo va y viene según las protestas.

Eso, sin embargo, no ha evitado que miles y miles de cubanos comenten en tiempo real a través de las redes sociales y WhatsApp lo que está sucediendo en su país. Toda una hazaña, más aún teniendo en cuenta que en Cuba solo hay una única empresa de telecomunicaciones, ETECSA, que controla absolutamente todo lo relacionado con la conexión a Internet. Así lo están haciendo.

Entendiendo el Internet cubano

Banderas de Cuba

Imagen: PxHere

Lo primero que tenemos que entender es el contexto de la conexión a Internet en Cuba. Aunque acceder a la red era posible desde 2012 gracias al internet satelital, no fue hasta 2014 cuando ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba), la única operadora de Cuba y, por lo tanto, un monopolio, comenzó a habilitar zonas WiFi públicas (de pago). Evidentemente, estas destacaban por su inestabilidad, su saturación y su correspondiente baja velocidad.

No solo eso, sino que para acceder a esta red WiFi pública (aquí un listado con todos los puntos de acceso) se necesita una cuenta Nauta, que es una cuenta controlada por el gobierno. Usando la app para smartphone nos conectaremos a la cuenta y, posteriormente, a la red, que no usa HTTPS y, por lo tanto, no está cifrada. En pocas palabras, toda la actividad en la red es visible para ETECSA.

Los móviles estuvieron prohibidos en Cuba hasta 2008

Para lidiar con esta situación, en Cuba se distribuyen los conocidos como «El Paquete». En pocas palabras, son paquetes de contenido digital que se descargan y almacenan en USBs y discos duros. Contienen noticias, música, películas, episodios de televisión, etc. Es como una pequeña parte de Internet que llega a Cuba todos los martes y se distribuye de mano a mano.

Años después de la llegada del WiFi público, ya en 2018, llegó el Internet móvil. El 4 de diciembre de 2018, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República de Cuba, confirmó la llegada de este servicio que, a día de hoy, sigue siendo carísimo.

Internet

Extracto de las tarifas móviles de ETECSA.

Tal y como nos cuenta Luz Escobar, periodista cubana y reportera en 14ymedio, la conexión a Internet es prepago. «Compras unos paquetes de megas súper caros y solo entonces puedes conectarte. No hay tarifa plana«, afirma la periodista. Escobar nos pasó las tarifas de ETECSA para demostrar que los precios y prestaciones son abusivos y los datos hablan por sí mismos.

A finales de año se dijo que Cuba iba a subir el salario mínimo de 400 a 2.100 CUP (pesos cubanos), o lo que es lo mismo, de 14,15 euros a 74,29 euros al cambio actual. Un paquete de 200 MB llamado «Bolsa diaria LTE» cuesta 25 CUP. Son 200 MB para usar en 24 horas en la red LTE. Si no se consumen, se pierden.

Un paquete de 1 GB para un mes en la red LTE vale 100 CUP, mientras que uno de 14 GB asciende a 1.125 CUP. Si miramos los paquetes para todas las redes, uno de 4 GB válido para un mes cuesta 750 CUP. Si asumimos que el salario mínimo es de 2.100 CUP, estamos hablando de que comprar 4 GB de datos para un mes supone gastar el 35% del salario solo para navegar.

GeekCubano, creador de contenido cubano afincado en Miami, nos explica que «los paquetes de datos en Cuba son muy caros, tienen un precio abusivo. Están puestos no con el cubano de Cuba en mente, sino con el cubano que vive en el extranjero en mente«.

Asegura que lo que hacen es poner «precios súper altos y, dos veces al mes, hacen ofertas para recargas desde el exterior. Si compras los paquetes de datos desde el exterior para un familiar tuyo a través de una de las tantas webs y aplicaciones que ofrecen este servicio, que existen, hay veces que les dan GB de datos extras, paquetes de SMS y llamadas gratis, hay veces que les dan lo que llaman «bono», una especie de saldo extra en el móvil que pueden usar para llamar, pero en realidad eso muy poca gente lo usa».

Es decir, que los usuarios deben repartir bien estos datos, puesto que sus precios son prohibitivos e informarse / informar sobre los acontecimientos en Cuba mediante fotos, y vídeos online no es precisamente algo que consuma pocos datos. La conexión a Internet móvil es escasa, es precaria, es cara y, para colmo, está filtrada.

Burlar la censura

Conectarse a Internet no solo es caro, también supone exponerse a la censura. Dado que ETECSA es la única empresa que opera en el mercado cubano, tiene la potestad para bloquear el acceso a las webs que considere oportuno. Eso es lo que ha pasado con WhatsApp, Facebook y compañía.

Geek Cubano explica que «no es un bloqueo que hagan permanente, es algo que hacen al azar. Hay veces que bloquean las redes sociales, hay veces que reducen al ancho de banda drásticamente para que las personas no puedan compartir vídeos y hay veces que simplemente cortan la conexión por completo. No parece ser planificado ni nada, o al menos no tiene un patrón que podamos seguir».

¿Solución? Redes VPN. Una de las más populares y de las que más han crecido en los últimos días ha sido Psiphon. De acuerdo a la compañía, en el momento en que se escriben estas líneas hay 1,5 millones millones de usuarios conectados a su servicio. Cuba es, junto a Myanmar y Arabia Saudí, de los países con más usuarios de Psiphon.

Y es que, tal y como nos explica GeekCubano, «todo el mundo en Cuba usa VPN. Se ha vuelto tan peligroso esto de que bloqueen el acceso a redes sociales que prácticamente todo el mundo usa VPN en sus teléfonos. Es frecuente y es normal. Tiene un coste, ya que cuando te conectas a una VPN el consumo [de datos] es mucho mayor y el Internet en Cuba es caro […] O usas VPN o no te comunicas, así que mucha gente las usa».

También está la opción de usar mensajes de texto de toda la vida, los conocidos como SMS, que tampoco son precisamente baratos. Son una forma sencilla de informar a los contactos de que pueden usar una VPN para conectarse a WhatsApp o Facebook. Pero ETECSA también ha tomado cartas en el asunto.

Desde hace unos días, diferentes medios cubanos han reportado que Cuba ha bloqueado los SMS que incluyen las palabras «VPN» y «Pisphon». El portal 14ymedio así lo explica, citando a algunos usuarios que afirman no haber podido enviar SMS con dichas palabras, a pesar de que la operadora sí cobró dichos mensajes.

«Es 100% correcto», asegura el creador de contenido cubano en conversaciones con Xataka. «De hecho tengo un amigo que hizo un hilo en Twitter haciendo pruebas y lo confirmó. Efectivamente, están bloqueando ciertas palabras clave en el envío de SMS. Eso no es nuevo, eso lo han hecho desde toda la vida, solo que ahora están bloqueando estas palabras en específico». La forma de evitar el bloqueo parece ser tan sencilla como poner puntos o espacios entre las letras.


La noticia

Con megas a precio de oro a través de VPNs: cómo se están conectado a Internet en Cuba para evitar la censura

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología