¿Cuándo empezó a celebrarse la Navidad?
Existen diferentes teorías sobre el origen de las celebraciones navideñas y cuándo comenzaron realmente. Kipgodi / Shutterstock

La mayoría de la gente, incluidos los cristianos, cree que la Navidad tiene su origen en las fiestas paganas para adorar al dios solar romano Sol Invictus, al dios Saturno (Saturnalia) o al dios solar persa adoptado por los romanos, Mitra.

Según sostiene la teoría de la historia de las religiones, la Iglesia católica de Roma habría comenzado a celebrar la Navidad el 25 de diciembre del año 336 para reemplazar a las celebraciones paganas.

Sin embargo, varios manuscritos antiguos y teorías revelan que las celebraciones originales de la Navidad comenzaron incluso antes del 336.

¿Cuándo nació Jesucristo?

Algunas fuentes del año 200 muestran implícita y explícitamente cómo se estableció el 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesús.

Hipólito (170-235), un prominente teólogo de la Iglesia católica de Roma, mencionó la fecha del nacimiento de Jesús en su obra del año 204 Comentario sobre Daniel. Aseguraba que Jesús había nacido “en Belén, ocho días antes del calendario de enero (25 de diciembre), el cuarto día de la semana (miércoles)”.

En este contexto, Hipólito utilizó el calendario juliano, un calendario solar introducido por Julio César en el año 46 a. e. c.

Pero hay otra pista a seguir. Según la tradición judía, la fecha de concepción del mesías coincide con la fecha de su muerte. Los primeros cristianos creían que Jesús fue crucificado el 25 de marzo.

Basándose en esta suposición teológica, la concepción de Jesús también tuvo que ocurrir el 25 de marzo. De ser cierto, Jesús habría nacido exactamente nueve meses después, es decir, el 25 de diciembre. Es lo que se conoce como teoría del cálculo.

Según esta teoría, la fecha de nacimiento de Jesús no está relacionada con los rituales paganos antes mencionados, ya que ninguno de ellos se celebraba el 25 de diciembre. Por ejemplo, el ritual dedicado a Sol Invictus probablemente se celebraba el 8, 9 o 28 de agosto. Aunque también podría haberse celebrado el 19 o 22 de octubre o el 11 de diciembre.

Saturnalia se celebraba entre el 17 y el 23 de diciembre.

En cuanto a Mitra, no hay pruebas convincentes de que se celebrara el 25 de diciembre.

Los orígenes de las celebraciones navideñas

Tres manuscritos diferentes demuestran, además, que la Navidad se celebraba antes del año 336 de nuestra era: Didascalia Apostolorum, Liber Pontificalis y la Epístola de Teófilo. Estos textos proporcionan información sobre la vida pastoral de los primeros cristianos, sus ceremonias religiosas (liturgias) y los nombres de los papas.

Pues bien, resulta que Didascalia Apostolorum, un texto del año 250, menciona la celebración de la Epifanía, la manifestación de Cristo al pueblo. Y la Iglesia católica celebra la Epifanía para conmemorar la visita de los tres Reyes Magos a Belén para ver a Jesús.

Por su parte, las Iglesias ortodoxas y ortodoxas orientales celebran la Epifanía para conmemorar el bautismo de Jesús, también parte de la Navidad.

El texto Didascalia afirma que la Epifanía se celebra cada 6 de enero en el calendario juliano. Cuando convertimos esta fecha al calendario gregoriano, un calendario solar que ha sido ampliamente utilizado desde el año 1 582 hasta la actualidad, la Epifanía cae justo el 25 de diciembre.

El Liber Pontificalis, que contiene una breve biografía de los papas, sugiere la celebración de la Navidad en el siglo II de nuestra era. El texto revela que el papa Telesforo (125-136) ordenó la celebración del nacimiento de Jesús. El texto no menciona la fecha de la fiesta. Sin embargo, demuestra que la celebración de la Navidad empezó antes de lo que se creía.

La Epístola de Teófilo menciona el 25 de diciembre como fecha de la celebración del nacimiento de Jesús, con indicios de que se celebraba antes del año 196.

Los tres textos anteriores demuestran que el origen de la Navidad no está en las celebraciones del Sol Invictus, de Saturnalia o de Mitra, y que los cristianos llevan celebrando la Navidad desde el siglo II de nuestra era.

The Conversation

Martinus Ariya Seta no recibe salario, ni ejerce labores de consultoría, ni posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pueda obtener beneficio de este artículo, y ha declarado carecer de vínculos relevantes más allá del cargo académico citado.

  • Categoría de la entrada:Opinión