Debacle del Nápoles en la Copa y ‘rajada’ de Mazzarri

Redacción

El Nápoles, próximo rival del FC Barcelona en los octavos de final de la Champions League, se despidió ayer de la Copa de Italia con estrépito después de caer goleado por 0-4 contra un recién ascendido como el Frosinone, actual decimotercer clasificado de la Serie A. 

95986933

El técnico del conjunto partenopeo, Walter Mazzarri, se la jugó alineando a la ‘unidad B’ pensando que iba a ser un paseo y el tiro le salió por la culata. Era el primer partido de los napolitanos en el torneo, ya que los equipos italianos que juegan competición europea no empiezan a competir hasta octavos de final. Y se repitió la historia del año pasado, cuando en la misma ronda el Nápoles cayó por penaltis ante la Cremonese.

A dos meses de su enfrentamiento con el Barça en el Diego Armando Maradona, los ‘gli azzurri’ siguen recuperar la versión que les llevó a conquistar su 33º Scudetto la temporada pasada, en la que aventajaron en 16 puntos al segundo clasificado de la Serie A en la tabla, la Lazio. 

Simeone y Raspadori fueron de la partida de inicio. No así ‘titularísimos’ como Osimhen, Kvarastkhelia, Lobotka, Di Lorenzo o Politano, quienes comparecieron en el Maradona en la segunda parte y tampoco pudieron evitar la debacle del Nápoles, que se despedide a las primeras de cambio de la Coppa otra vez, pero con la diferencia de que este año en la Liga las cosas no marchan tan bien: es quinto a 14 puntos del liderato que ostenta el Inter.

Los goles del Frosinone este martes, además, llegaron con casi todas las estrellas del equipo ya sobre el campo, incluidos Osimhen y Kvarastkhelia. Mazzarri terminó enfadadísimo con su equipo. «Pedimos disculpas a los aficionados, perdimos la cabeza», admitió el técnico partenopeo tras el partido.

“Quizás los jugadores titulares no están acostumbrados a salir del banquillo y, absurdamente, lo hicimos mejor con los muchachos que no juegan tan a menudo. Tenemos que reflexionar sobre eso”, ahondó sobre el duelo en los micrófonos de Mediaset. “Quiero pedir disculpas a la afición, intentaron hasta el final darnos una mano y no nos la merecíamos. No me gusta cómo terminamos el partido y mañana reflexionaremos juntos sobre ello», zanjó el entrenador napolitano.

  • Categoría de la entrada:Deportes