Dinamarca da un paso de gigante; Portugal sigue en racha

Redacción

La selección danesa de balonmano, vigente campeona del mundo, puso pie y medio en las semifinales del Europeo de Alemania, tras imponerse este viernes por 28-27 a Suecia, última campeona continental, en un encuentro en el que ni el caos arbitral vivido en los últimos segundos pudo ensombrecer la espectacular actuación del danés Mathias Gidsel.

97083750

Tal y como atestiguaron los diez tantos con los que Gidsel, que tan sólo erró un lanzamiento en todo el partido, cerró un choque en el que el lateral derecho danés dejó clara su indiscutible condición, en estos momentos, como mejor jugador del mundo.

Pero si Dinamarca cuenta entre sus filas con una rutilante estrella, Suecia encarna como pocos equipos la fortaleza del colectivo, gracias a la presencia de jugadores como Albin Lagergren que, pese a no acaparar los focos, destacan en todas las facetas del juego.

El espíritu gremial a punto estuvo de permitir a la selección sueca remontar cuatro goles de desventaja (28-24) a poco más de seis minutos para la conclusión del encuentro.

Tiempo en el que los daneses no lograron anotar ni un solo gol y el que anotaron fue anulado, tras verse los colegiados obligados ante las protestas de los jugadores suecos a revisar las imágenes de video, para comprobar que Dinamarca había dado un pase más de los que le quedaban tras ser advertida de juego pasivo.

Una decisión que permitió a Suecia disponer de un último balón para empatar que los escandinavos no pudieron aprovechar, tras estimar los colegiados que Hampus Wanne había pisado el área en su intento de bloqueo.

Circunstancia que permitió a la selección danesa, que busca en Alemania un título continental que se le resiste desde 2012, dar un paso de gigante hacia unas semifinales que Suecia, pese a la derrota, aún sigue teniendo en su mano.

Portugal sólo conoce la victoria en la segunda fase

Aunque para ello tendrá que derrotar el próximo domingo a Portugal, que cuenta por victorias en la segunda fase y que comienza a soñar con la lucha por las medallas, tras imponerse este viernes por 30-33 a una Eslovenia que parece desfondarse con el transcurrir del campeonato.

Todo lo contrario que el conjunto luso ,que no deja de crecer con el paso de las jornadas de la mano del lateral Martim Costa, que firmó un tercio de los goles del equipo portugués tras errar tan sólo tres de los once lanzamientos que intentó.

Pero ni la efectividad del mayor de los hermanos Costa impidió sufrir a los de Paulo Pereira, que vieron cómo Eslovenia redujo a falta menos de siete minutos para la conclusión a tan sólo un tanto (28-29) la desventaja de cinco goles (23-28) con la que llegó a contar.

Una remontada con la que se encargó de acabar el jovencísimo portero portugués Diogo Rema, de tan sólo 19 años, que con cuatro paradas consecutivas, una de ellas a lanzamiento de penalti de Borut Mackovsek, permitió a los ‘Heróis do Mar’ escaparse de nuevo en el marcador (28-32).

Triunfo que no sólo acerca a Portugal, que cuenta como mejor resultado en un Europeo la sexta plaza que logró en la edición de 2020, a los torneos preolímpicos, su principal objetivo en este Europeo, sino que permite a lo lusos soñar con una semifinales que ya no se antojan un imposible.

Noruega se aferra a sus opciones

Lucha por las medallas en la que todavía aspira a ‘colarse’ la selección de Noruega, que se aferró a sus opciones de clasificación, tras imponerse este viernes por 35-32 a los Países Bajos, en un encuentro en el que los nórdicos hicieron valer su mayor profundidad de banquillo.

Una circunstancia que permitió a Noruega afrontar los momentos decisivos del partido más fresco que un conjunto neerlandés, que ya comienza a acusar los muchos minutos que comienzan a acumular su principales figuras.

Problema que no parece acusar el noruego Sander Sagosen, que pasó más de cuarenta y cinco minutos sobre la pista sin que ello afectase ni a su efectividad, como atestiguan las seis dianas que firmó, ni a su lucidez, como reflejan las once asistencias con las que cerró el partido.

Pases que tuvieron como principal destinatario al pivote Magnus Gullerud, autor de seis tantos, que junto con el portero Kristian Saeveras lideró la reacción noruega en una segunda mitad en la que los nórdicos dejaron en una anécdota la desventaja de dos goles (16-18) con la que llegaron al descanso.

  • Categoría de la entrada:Deportes