Ebro quiere replicar el éxito de MG: sus coches serán chinos y tendrán muy poco de español

Tecnología

La llegada de Chery a España venía fraguándose poco a poco, cocinándose a fuego lento desde septiembre de 2023. Pero el pasado mes de abril, el grupo chino decidió que había llegado la hora de meter la directa. Metió una nueva marcha, avivó la llama y confirmó que se quedaba con las antiguas instalaciones de Nissan en Barcelona.

De allí saldrán las unidades de Omoda y Jaecoo. La primera es una marca que ha empezado su andadura con el Omoda 5, un SUV que tendrá versiones de combustión, híbridas y eléctricas y que quiere pelear como en la parte baja y media del mercado con opciones realmente interesantes en relación calidad/precio.

Por su parte, Jaecoo ofrecerá SUV de gama alta. En este caso, también se quieren ofrecer como una alternativa que dé más que sus rivales  pero por menos dinero. Eso sí, la barrera de entrada a esta compañía ya será alta.

Pero además de todo esto, Chery tiene más planes para la planta de Nissan. De allí también veremos salir coches con el distintivo de Ebro. En su día, esta empresa llenó buena parte del campo español con tractores baratos y desde hace tiempo unos inversores se habían propuesto rescatarla.

Ahora, sabemos que tendremos coches en el mercado con el logo de Ebro. Pero, de Ebro, tendrá poco.

Marca española, coche chino

En 2022, el renacimiento de Ebro ya se planteaba para 2023. Jaton Racing, Api Brothers, Btech y Nexus Projectes decían haber llegado a un acuerdo para poner en el mercado una pickup eléctrica en un solo año. Las dudas, sin embargo, no tardaron en llegar.

En su presentación, los responsables del proyecto decían poder fabricar 40.000 unidades de su pickup sobre la base del Nissan Navara. En Europa, Ford es el fabricante que más coches de este tipo vende y coloca 50.000 unidades anuales. Expertos como Guillermo García Alfonsín hacían públicas sus críticas en X.

No sabemos cuánto de aquel movimiento quería, simplemente, captar focos o cuánto había de real. Lo cierto es que parece que Ebro volverá a la vida pero lo hará en un terreno mucho más competitivo. Y llegará porque, realmente, será una tercera marca de Chery.

Presentado como el Ebro S700, un SUV híbrido enchufable, el nuevo coche español nace sobre el esqueleto de los Chery Tiggo 7 Pro y Chery Tiggo 8 Pro (Ebro S800), como explican en Híbridos y Eléctricos. Bajo el nombre de Ebro, se venderá un SUV que promete 80 km de autonomía completamente eléctrica y motores que generarán 350 CV para competir con el Toyota Rav4 en su versión híbrida enchufable.

Para sacar adelante el proyecto se seguirá el mismo proceso que con los Omoda 5 o los Jaecoo que se vendan en Europa con origen catalán. Los vehículos llegarán en kits de piezas producidas en China y la fábrica de Nissan sólo se encargará de terminar el puzzle y distribuir las unidades ya terminadas por Europa.

La estrategia es similar a la que SAIC aplica con MG. El grupo chino compró la marca y ha utilizado un nombre y una imagen que ya sonaba en el mercado europeo para eliminar los posibles prejuicios que existieran hacia sus modelos, mucho más baratos que los de la competencia.

Chery hará algo similar con Ebro. Eso sí, hay que tener en cuenta que el recorrido comercial de Ebro, sobre todo fuera de las fronteras españolas, fue mucho más corto que el de MG. Con todo, al grupo chino le sale muy barato probar esta alternativa ya que realmente está utilizando unos coches que ya produce y a los que cambiará el nombre. Si funciona o no, el tiempo dirá.

Imagen | Ebro

En Xataka | Que Chery haya elegido España no es casual: puede ser su carta salvadora ante las investigaciones de la Comisión Europea


La noticia

Ebro quiere replicar el éxito de MG: sus coches serán chinos y tendrán muy poco de español

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología