Ecuador: Jorge Glas se descompensó en la cárcel y fue trasladado a un hospital
El ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, en 2018 (Foto AP/Dolores Ochoa) (Dolores Ochoa/)

El ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, debió ser trasladado a un hospital en Guayaquil luego de sufrir una descompensación en su celda en la prisión de Guayas. A las 14h00 (hora de Ecuador), del lunes 8 de abril, se difundió en medios de comunicación locales que Jorge Glas había sido trasladado a una casa de salud desde La Roca, la cárcel de máxima seguridad en la que se encuentra recluido, luego de que el 5 de abril fuera capturado por la Policía Nacional dentro de la Embajada de México en Quito.

Más de tres horas después, el Servicio Penitenciario ecuatoriano informó que Glas “sufrió una posible descompensación por su negativa a consumir los alimentos provistos durante las últimas 24 horas”. Según el Servicio de Cárceles, apenas Glas se desmayó, se activaron los protocolos para la atención médica. El ex vicepresidente, condenado e investigado por corrupción, fue ingresado al Hospital Naval de Guayaquil, a las 12h45: “El estado de salud de la persona privada de la libertad Jorge G. es estable, y permanecerá en observación durante las próximas horas, previo retorno al Centro de Privación de Libertad”, agregó la entidad.

Actualmente, de acuerdo con la información oficial, Glas se encuentra estable “y permanecerá en observación durante las próximas horas, previo retorno al Centro de Privación de Libertad”.

A finales de 2022, Glas obtuvo un beneficio penitenciario que le permitió cumplir el resto de sus sentencias en libertad. Esto sucedió tras cumplir cinco años de cárcel por dos condenas por cohecho y asociación ilícita de ocho y seis años de prisión, respectivamente. Actualmente se encuentra procesado por presunto peculado (malversación) en el caso ‘Reconstrucción’ de la costera provincia de Manabí tras el terremoto de 2016. Por ese caso se emitió una boleta de captura que Glas evadió pues ya se había alojado en la Embajada de México en Ecuador. Además, parte de las condiciones de la prelibertad que adquirió era la presentación periódica ante un juez, algo que incumplió y que, por ende, revoca el beneficio penitenciario.

El ex vicepresidente, que se considera inocente y un perseguido político víctima de ‘lawfare’, misma razón por la que México decidió asilarlo. Dicha decisión derivó en la orden de Daniel Noboa, presidente de Ecuador, de irrumpir en la sede diplomática mexicana pues había información de que Glas iba a fugarse. La decisión de Noboa fue criticada por decenas de gobiernos de todo el mundo.

El traslado de Glas a La Roca

Jorge Glas detenido Ecuador
Jorge Glas durante su traslado a La Roca (@sincuentosec)

La mañana del sábado, 6 de abril, Jorge Glas fue trasladado a la prisión La Roca, tras haber pasado la madrugada en la unidad de flagrancia de Quito, donde se ejecutó una orden de prisión que había sido emitida por la Corte Nacional de Justicia. En la cárcel de máxima seguridad se encuentran líderes criminales y otros presos como el hijo de la vicepresidenta Verónica Abad, investigado por tráfico de influencias; el ex presidente de la Judicatura, Wilman Terán, y el ex diputado Pablo Muentes; esto últimos vinculados a los casos Metástasis y Purga respectivamente.

La cárcel de máxima seguridad conocida como La Roca está en Guayaquil y su nombre oficial es Centro de Privación de Libertad (CPL) Guayas N° 3. La prisión es parte del complejo carcelario que incluye a la Penitenciaría del Litoral, la más violenta del país, y a la cárcel Regional, esta última de donde se fugó alias Fito. La prisión tiene capacidad para 100 presos. Sin embargo, por motivos de seguridad, el SNAI no ha revelado cuántos reclusos hay en la actualidad.

Celda de Jorge Glas en La Roca. (Diario La Hora)
Celda de Jorge Glas en La Roca (Diario La Hora)

Según reportó El Comercio, una de las particularidades de esta cárcel es su sistema automatizado de control de celdas. En lugar de depender de vigilantes para abrir y cerrar las puertas, este procedimiento se realiza desde una sala central, donde se activan los mecanismos de seguridad en cada área. Los reclusos están sometidos a un estricto régimen de aislamiento. Sus interacciones sociales se limitan a salir al patio en horarios específicos para tomar aire fresco o hacer ejercicio, sin contacto con otros internos. Además, se les prohíbe recibir visitas, salvo las reuniones con sus abogados o los interrogadores, y no tienen acceso a ninguna forma de comunicación externa.

Al ser trasladado a esa prisión, se difundieron fotografías de Glas en su celda. En las imágenes se observa el reducido espacio en el que el ex vicepresidente deberá permanecer.

La nota Ecuador: Jorge Glas se descompensó en la cárcel y fue trasladado a un hospital salió publicada en Infobae

  • Categoría de la entrada:Actualidad