El año en que los clubes británicos intentaron formar una Superliga… y fracasaron

Redacción

Los equipos ingleses, principalmente a tenor de las quejas emitidas por sus aficionados, se están mostrando cada vez más reacios a participar en la Superliga europea. Sin embargo, hace más de cuatro décadas, los altos cargos de diferentes clubes del país intentaron formar una competición similar dentro de sus limitaciones geográficas.

Según recoge un fragmento del programa BBC Match Of The Day en noviembre de 1982, once equipos ingleses se reunieron en un hotel de Lancashire para discutir acerca de la creación de este torneo.

La razón para llegar a tal extremo fue el descontento generalizado por una serie de cambios que la liga se negaba a acometer, por lo que decidieron tratar la posibilidad de crear la denominada British Super League.

Trece equipos alrededor de la mesa

Tal era la exclusividad que se le pretendía adoptar a este proyecto, que sólo trece conjuntos iban a formar parte en un principio.

Además de los once equipos pertenecientes a las diferentes categorías del fútbol inglés, también se deseaba sumar por invitación a los dos colosos de Escocia. De esta manera, estos eran los trece clubes que estaban llamados a conformar la Superliga británica en los 80:

  • Liverpool
  • Everton
  • Arsenal
  • Leeds United
  • Aston Villa
  • Tottenham
  • Manchester United
  • Manchester City
  • Newcastle United
  • Sheffield Wednesday
  • West Ham
  • Celtic
  • Rangers

El Sheffield Wednesday estaba en la Division 2 y, apenas un par de años antes, militaba en la tercera división, pero el hecho de que jugara en Hillsborough, uno de los estadios más icónicos por aquel tiempo en Inglaterra, le facilitó su inclusión en esta competición tan privilegiada que nunca llegó a concretarse.

Además, el Leeds venía de descender la temporada anterior, así que había un total de cuatro equipos que no pertenecían a la máxima categoría del football inglés.

El Chelsea, fuera de la ecuación

Los londinenses, miembros del Big Six, no estaban atravesando una buena época. Habían bajado a la Division 2 en 1979 y no eran capaces de regresar a la élite, en parte, por problemas extradeportivos que sacudían a la entidad, como los hooligans, un auténtico dolor de cabeza para los Blues.

También destaca la ausencia de otros equipos considerados grandes en aquella época como el Ipswich Town, campeón de la Copa de la UEFA en 1981 y subcampeón de liga en 1982; o el Nottingham Forest, que ganó la Copa de Europa dos veces a finales de los 70.

Además, no se incluía ningún equipo de Irlanda del Norte o Gales. El Swansea, por ejemplo, había quedado sexto en la Division 1 de la temporada 81/82.

¿Cómo y por qué se formó la Premier League?

El fútbol inglés estaba en crisis tras la expulsión en 1985 de sus equipos de toda competición europea a causa de la tragedia de Heysel, por lo que muchos jugadores emprendieron su camino hacia otros países y el interés, así como la inyección económica de patrocinadores y televisión, decayó por completo.

La sanción se levantó en 1990, pero los recursos financieros de los clubes estaban bajo mínimos. No podían conformar plantillas para competir dignamente en Europa y tampoco atraían a las grandes estrellas.

Para generar un mayor beneficio económico, los veinte clubes que componían la First Division decidieron separarse de la Football League y crear la Premier, de manera que ellos mismos podían controlar la venta de derechos, pues hablamos de una competición privada.

BSkyB -ahora Sky- pagó 304 millones de libras y se quedó con la Premier League por cinco años.

A día de hoy, los clubes ingleses son los que más y mejor reparten los derechos de televisión entre las cinco grandes ligas europeas, por lo que se puede considerar un éxito el arriesgado movimiento que se atrevieron a realizar veinte equipos hace más de 30 años.

  • Categoría de la entrada:Deportes