El Barça se queda al borde del abismo
En este momento estás viendo El Barça se queda al borde del abismo

Redacción

El Barça podría quedarse fuera de los octavos de final por segundo año consecutivo en una secuencia que nunca ha vivido el club en el siglo XXI. El Inter sacó un empate a tres y pudo haber sido peor. El hecho es que el equipo de Xavi parece condenado virtualmente a volver a la Europa League.

Las 92.302 personas que presenciaron el duelo en el coliseo culé vieron cómo la fragilidad defensiva azulgrana -con los centrales titulares ausentes Koundé, Araujo y Christensen- fue la que condenó cualquier atisbo de esperanza de los chicos de Xavi Hernández. Piqué primero y después Eric García tuvieron falta de contundencia en los goles italianos.

El Barça lo hizo todo bien en el apartado estadístico dominando la primera parte con una enorme claridad. De hecho, el equipo jamás había perdido un partido en el que marcase Dembélé (27 victorias y 5 empates), quien abrió la cuenta en el minuto 40.

El problema y las dudas llegaron al inicio de la segunda mitad con un Inter que supo atacar a la perfección los huecos en la defensa culé marcando tres goles en seis disparos a puerta en la segunda mitad. Barella, Lautaro y Gosens fueron los verdugos de lo que iba a ser una gran fiesta culé.

El Barça tuvo muchísimas urgencias y eso que reapareció Robert Lewandowski en su mejor versión con dos dianas que fueron a la postre insuficientes. El equipo culé dominó la posesión, los disparos a portería y hasta corrió 125.9 kilómetros registrando su tope de la temporada, pero no hubo manera.

Dudas con Xavi

El hasta ahora intocable Xavi Hernández aparece más cuestionado que nunca tras no haber conseguido una victoria de relevancia en la máxima competición europea. El año pasado no fue capaz ni de vencer a Benfica ni Bayern de Múnich y en la presente lo mismo ha sucedido con el Bayern y el Inter. Sus dos únicos triunfos como técnico culé han sido contra el Dinamo de Kiev y el Viktoria Plzen.

Este pobre bagaje deja la temporada culé en jaque absoluto. Laporta había presupuestado alcanzar los cuartos de final de la Champions League y caer en fase de grupos podría dejar un desfase en las arcas culé de más de 25 millones de euros. El milagro aún es posible, pero para muchos inviable.

El Inter debe perder contra el Viktoria Plzen en casa en la próxima jornada y el Barça debe ganar al Bayern en esa misma jornada. Luego el equipo culé debe terminar ganando a los checos y esperar que el Inter no gane a los alemanes, quienes ya tendrían asegurado el primer puesto del grupo dándose todos estos resultados. El Barça está al borde del abismo.

  • Categoría de la entrada:Deportes