El Baskonia cae en las redes del Partizan

Redacción

Cazoo Baskonia cayó este viernes en las redes de un Partizan de Belgrado que dominó el partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Euroliga de principio a fin y concluyó con un 83-65, un resultado marcado de nuevo por un mal inicio del equipo vitoriano.

Los azulgranas sufrieron de nuevo en la defensa exterior y el acierto exterior local fue clave para mantener a raya a los baskonistas que echaron en falta el liderazgo de Pierrià Henry y los chispazos de Markus Howard, ausentes por lesión.

Tras el descanso, el Baskonia se colocó a seis puntos, pero el Partizan dio el zarpazo definitivo cuando entró en juego Uros Trifunovic, autor de 15 puntos, bien secundado por Mathias Lessort y Ioannis Papapetrou que marcaron el camino en la primera mitad.

Dos triples lanzaron al Baskonia en el inicio de un partido cargado de intensidad tanto en el parqué como en las gradas de un abarrotado Stark Arena.

Pero los azulgranas abusaron del lanzamiento exterior y los serbios aprovecharon los errores defensivos de los vascos para liderar el marcador, 27-12, a través del interior Mathias Lessort y el acierto exterior, con seis triples en un primer acto que tuvo color local, 29-17.

Dos triples consecutivos de Vanja Marinkovic sostuvieron al Baskonia en el arranque del segundo asalto.

El intercambio de canastas no favoreció al Baskonia, que no defendió bien la línea exterior del cuadro serbio.

Los de Zeljko Obradovic pusieron más energía y establecieron la máxima por 45-26 en el minuto 15 de partido.

Los vitorianos sufrían cuando no imprimían velocidad a su juego, pero fundamentalmente fueron penalizados por su nivel defensivo.

Sin Markus Howard ni Pierrià Henry, Joan Peñarroya probó numerosos quintetos en los que no entraron ni Matt Costello ni Maik Kotsar, con tres y dos faltas personales respectivamente.

Partizan no anotó en los últimos 4 minutos previos al descanso y un 0-8 a favor de los vascos les devolvió al partido, 47-36.

Los vascos ampliaron el parcial en la segunda parte hasta el 3-15 y se acercó hasta los 6 puntos.

Pero los balcánicos ajustaron su defensa y dos triples de Kevin Punter les dieron aire para recuperar la ventaja perdida.

Los baskonistas forzaron varias penetraciones pero no arrancaron faltas personales a un Partizan que apenas sufrió en este aspecto y encaró el último asalto con un 67-50 y 12 triples anotados.

El último cuarto fue un trámite. Los locales manejaron el duelo con el viento a favor y por el Baskonia no apareció un relevo para el máximo anotador Vanja Marinkovic. Tan solo unos chispazos de Maik Kotsar y Darius Thompson que fueron insuficientes en un choque decantado de antemano y que finalizó con un 83-65.

  • Categoría de la entrada:Deportes