El Betis accede a puestos de Europa League y mete presión a la Real Sociedad

Redacción

El Betis ganó por 3-2 al descendido Almería, se consolida en los puestos europeos y, a pesar de que sufrió en el segundo tiempo ante el colista de Primera, se coloca de forma provisional en la sexta plaza que da derecho a jugar la Liga Europa a expensas de lo que haga este lunes la Real Sociedad en el campo del Barcelona.

En la primera parte, los verdiblancos fueron mejores y más efectivos, con lo que adquirieron una ventaja de dos goles por medio de Pablo Fornals (m.8) y de Isco Alarcón (m.28), aunque el exbético Leo Baptistao apretó el marcador justo antes del descanso, mientras que en la reanudación Ayoze amplió de nuevo la renta local (m.64), recortada a los 2 minutos por el argentino Luka Romero para un Almería que apretó hasta el final, pero sin éxito.

El Betis y el Almería dirimen este domingo un duelo andaluz con dos viejos conocidos en sus banquillos, el chileno Manuel Pellegrini y el exbético Pepe Mel, que se han medido tanto en LaLiga como en la ‘Premier League’, y con los verdiblancos en plena pugna por el sexto puesto que da derecho a la Liga Europa frente a la dignidad de su rival, ya descendido.

Se medían en el Villamarín dos equipos en situaciones antagónicas, con el Betis pugnando por la sexta plaza y el Almería de un viejo conocido en Heliópolis como Pepe Mel, quien entrenó al equipo verdiblanco durante seis años en dos etapas, colistas y descendido de forma matemática desde hace dos jornadas, cuando perdió por 1-3 con el Getafe.

El Betis, consciente de lo que se jugaba, salió con mucho ímpetu y una presión muy adelantada que pronto le dio sus frutos, pues Fornals aprovechó a los 8 minutos un rechace en el área, tras un pase atrás del omnipresente Isco, para hacer su tercer tanto en la Liga y dedicárselo mostrando una camiseta con el nombre de Félix al canterano Garreta, cedido en el Amorebieta y en coma inducido por un traumatismo craneoencefálico tras un accidente doméstico.

El 1-0 redobló el dominio del conjunto verdiblanco, que, con un fútbol más rápido y directo que otras veces, sin tanto toque, avisó al cuarto de hora con un tiro ajustado de Ayoze que salvó el luso Luis Maximiano con una gran parada. El Almería, sin presión pero flojo atrás, lo intentó con remates desde lejos de Robertone o Adrián Embarba, sin éxito.

Quien no perdonó fue la gran figura bética, Isco, que confirmó su gran estado de forma, se ofreció siempre a sus compañeros y generó juego con mucho criterio y casi todo el peligro cerca del área local, ya que amplió la renta de su equipo al filo de la media hora al robar un balón en el área rival, tras un fallo garrafal de Édgar, y fusiló a Maximiano.

Tras el octavo tanto en Liga del ‘mago’ de Arroyo de la Miel, el Betis bajó sus prestaciones y el Almería aprovechó un despiste de la zaga verdiblanca para apretar el marcador con el 2-1 en el tiempo añadido del primer tiempo, de un tiro cruzado que tocó en Chadi Riad tras un buen pase al espacio de Marc Pubill.

En la reanudación, el conjunto verdiblanco perdió el control del partido, hizo muchas concesiones a un Almería más suelto y ya sin miedo a nada. Con muchas dudas en una defensa local muy blanda, sobre todo ante los centros laterales. Así, Robertone, incansable, lo intentó con un nuevo tiro lejano que despejó a córner el portugués Rui Silva y luego probó suerte en dos ocasiones Adrián Embarba, igualmente sin un resultado positivo.

Cuando más perdido estaba el Betis, con un juego descontrolado que no le beneficiaba, emergió Ayoze para dar tranquilidad a los suyos y hacer el 3-1, al controlar y empalmar con la derecha un pase de Isco, después de otro robo dentro del área del genio malagueño, a los 64 minutos, para firmar el octavo tanto del canario en esta Liga.

Aún así, el equipo de Pellegrini no supo cerrar el partido, que, a pesar de los cambios en ambos conjuntos, ya fue un ida y vuelta, de área a área, hasta el punto de que el Almería acortó de nuevo distancias en el 66, con un gol del argentino Luka Romero justo al minuto de haber sustituido al hondureño Choco Lozano.

El Almería lo intentó hasta el final, no le perdió la cara al choque y nunca bajó los brazos, pero el Betis, con más sufrimiento del previsto, supo conservar su ventaja para acercarse a la conquista de un puesto en la Liga Europa.

  • Categoría de la entrada:Deportes