El colombiano Gaviria se estrena con Movistar y es nuevo líder de la Vuelta a San Juan

Redacción

El colombiano Fernando Gaviria volvió a levantar los brazos tras casi un año de sequía para regalar a Movistar la victoria en la cuarta etapa de la Vuelta a San Juan disputada entre el Autódromo de Villicum a Barreal, con un recorrido de 196,5 kilómetros, triunfo que vino acompañado por el maillot de líder.

Gaviria (La Ceja, 28 años), firmó su última victoria el 15 de febrero 2022 en el Tour de Omán. Desde entonces el «misíl» estaba inédita, mustio. Esta temporada pasó al Movistar, y en la cuarta carrera con el maillot azul volvió por sus fueros en un disputado esprint en el que ganó el pulso al eslovaco Peter Sagan (TotalEnergies) y al italinao Filippo Ganna (Ineos).

El colombiano firmó además la novena victoria en la carrera argentina con un tiempo de 4h.35.28, a una media de 42,8 km/hora, día histórico para el nuevo bólido de Movistar, pues ya tiene 50 triunfos en su palmarés.

La escuadra española se trabajó el esprint. La mayoría de velocistas quedaron cortados en el primer puerto, lo que seleccionó el número de candidatos. Sin Jakobsen, sin Bennett y otros, Gaviria no podía dejar escapar la presa, y su equipo trabajó a destajo para el colombiano.

Cuarto cambio en la general en 4 días. Gaviria se enfundó el maillot blanco con cuadritos celestes que adorna al líder en San Juan. El de La Ceja llegará a la jornada de descanso como patrón de la prueba, tal vez por un día, ya que el viernes llega la etapa reina de montaña en el Alto del Colorado. Le siguen en la clasificación Peter Sagan a 10 segundos y Ganna a 14.

«No me esperaba la victoria. He pasado por tiempos difíciles pero ya estoy de nuevo en camino. Es una magnífica victoria para este equipo, que tanto me apoya», dijo en meta Gaviria.

Fue una jornada de media montaña con las primeras dificultades de la presente edición. Baños de Talacasto (3ª Cat.), el ascenso a Virgen de Andacollo (1ª Cat.), a 2.200 metros de altitud y el Alto de Calingasta (3ª Cat.) fueron los alicients antes de afrontar la meta de Barreal.

En la salida el Soudal cantó el «Cumpleaños feliz» a Remco Evenepoel, que cumplia 23 años. Después el pelotón se puso a luchar de inicio. Se formó una escapada de 25 hombres, entre ellos Egan Bernal. En el puerto de La Virgen de Andacollo muchos velocistas cedieron del grupo principal.

Galopada enorme camino de Barreal, ciudad ubicada en el Valle de Calingasta, un paisaje desértico que cambia a un escenario de precordillera andina, asomando picos nevados en el horizonte. De esa zona partió la columna del General José de San Martín en el cruce de los Andes para libertar Chile y Perú, y en esa zona se formó el grupo de 50 hombres que iban a jugarse la etapa.

Ocasión para Movistar, muy golosa. El equipo azul trabajó a destajo por el día de gloria de su flamante nuevo fichaje. Pero por allí estaban Peter Sagan y Viviani, también protegidos por TotalEnergies e Ineos.

El esprint se desató de lejos. Gaviria atacó pronto, sembrando las dudas, pero el colombiano demostró encontrarse en estado de gracia. Tenía prisa por agradecer a Movistar su fichaje. Y a la cuarta fue la vencida. Casi un año después volvió un esprinter de postín, corredor con 5 etapas del Giro y 2 del Tour en su palmarés. Fiesta en Movistar.

Este jueves el pelotón disfrutará de una jornada de descanso que servirá para reponer fuerzas ante la etapa reina del viernes entre Chimbas y el Alto del Colorado, final en ascenso que será decisivo.

  • Categoría de la entrada:Deportes