El éxito de ‘1899’ demuestra algo que Netflix sí ha hecho muy bien: internacionalizar sus producciones

Tecnología

El éxito de '1899' demuestra algo que Netflix sí ha hecho muy bien: internacionalizar sus producciones

Hubo varias señales que anticiparon esta estrategia, pero el pistoletazo de salida tiene un clarísimo nombre propio: ‘El juego del calamar‘, la popular serie coreana cuyo éxito pilló por sorpresa a la propia Netflix y que ha acabado convirtiéndose en la producción más vista de la historia de la plataforma. Su impacto fue tan repentino que dos años después, Netflix aún no ha tenido ocasión de reaccionar y no ha generado secuelas ni explotaciones de la idea original (aunque están en marcha).

Para lo que sí han servido es para corroborar que la internacionalización de las producciones es una forma rápida y efectiva de maximizar la rentabilidad de los productos. Ya antes del éxito de la serie coreana, la alemana ‘Dark‘ (precedente en términos creativos de la recién estrenada en Netflix ‘1899‘) deja claro que el éxito de la propuesta coreana no era un fenómeno aislado.

Otros idiomas. Pero fue el éxito de ‘El juego del calamar’ el que animó a Netflix a producir series fuera de Estados Unidos, como la francesa ‘Lupin‘. El caso de la española ‘La casa de papel‘ es especial, ya que la serie existía en sus primeras temporadas fuera de Netflix, pero posteriormente la plataforma se animó a comprar los derechos y continuarla. En el top global de series internacionales más vistas de la historias de la plataforma hay también dos producciones coreanas, ‘Estamos muertos‘ y ‘Woo, una abogada extraordinaria‘, la colombiana ‘Café con aroma de mujer‘, la española ‘Élite‘, y la mexicana ‘¿Quién mató a Sara?’.

En esta clasificación del Top que proporciona Netflix destacan primordialmente dos idiomas: el español (con producciones de distintos rincones del mundo) y el coreano. No resulta nada extraño que Netflix, en sus distintas oficinas de producción en diversos países, sigan generando (o licenciando) contenido en ambos idiomas. Ya vimos los ambiciosos planes de expansión de Netflix en España, y la lógica matemática llevó a la producción de ‘La casa de papel: Corea‘, un spin-off en el que se entrecruzaban ambas potencias lingüísticas.

El caso de ‘1899’. La nueva producción de Netflix no solo procede de la imaginación de los creadores de la mencionada ‘Dark’, uno de los grandes éxitos internacionales de la plataforma. También está creada con un público que trasciende fronteras en mente. Para empezar, la serie se centra en un grupo de emigrantes de camino a Nueva York y procedentes de Asia y Europa: casi todos los países tienen un pasado común bajo estas circunstancias. Es decir, ‘1899’ vertebra un punto de partida en el que pueden verse reflejados espectadores de todo el mundo.

Esta naturaleza internacional se percibe especialmente en los lenguajes en los que se ha rodado la serie. Aunque el principal es el inglés, también hay diálogos en español, alemán, francés, polaco, danés, portugués y cantonés. Los creadores de ‘1899’, de hecho, han tenido que pedir a los espectadores que vean la serie en versión original o las reacciones de los personajes a idiomas que no entienden no tendrán sentido. En el equipo abundaban traductores, editores y asistentes de lenguaje para que el reparto internacional se entendiera a la perfección y el guión reflejara las sutilezas que comporta la variedad de idiomas.

El camino de Bollywood. El otro gran espacio internacional de interés para Netflix es India. Pero no necesariamente Bollywood (el cine producido en el país y hablando en hindi, que suponía tradicionalmente casi la mitad de la recaudación del país, pero que no es el único: también hay cine hablado en otros idiomas, como el tamil -Kollywood- y el telugu -Tollywood-). Paradójicamente, mientras las recaudaciones de las películas de Bollywood caen en picado, con superestrellas como Akshay Kumar o Aamir Khan encadenando un fracaso tras otro, cada vez abundan más películas indias en Netflix.

El éxito de Tollywood ‘RRR‘, una de las mejores películas internacionales de acción del año es solo la punta del iceberg: cada mes, Netflix estrena a nivel internacional literalmente decenas de producciones procedentes de esos tres puntos de la producción india, de las más arties y dramáticas de Bollywood a los festivales de humor y comedia más popular, en tamil y telugu. Una perfecta estrategia que ha conducido a éxitos recientes en la plataforma como ‘Monica O My Darling’, ‘Padrino’, ‘The Ghost’, ‘Kumari’ o ‘Sinam’.


La noticia

El éxito de ‘1899’ demuestra algo que Netflix sí ha hecho muy bien: internacionalizar sus producciones

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología