El gran salto del ‘Mono’ Burgos

Redacción

Después de una década de aprendizaje junto a Diego Pablo Simeone, Germán el ‘Mono’ Burgos se enfrenta desde este martes a su primer reto en solitario como entrenador. El técnico marplatense aterrizó hace dos días en Argentina y esa misma tarde ya dirigió su primera sesión como flamante técnico de Newell’s Old Boys. La que fuera la casa de Leo Messi, Marcelo Bielsa o el Tata Martino.

Pese a la inexperiencia como titular en un banquillo, su primera conferencia como preparador de La Lepra fue toda una declaración de intenciones. “Es el momento de dar un paso adelante y jugármela”, arrancó. 

“Estoy muy feliz de volver a mi país. Tomo este desafío con mucha experiencia, he estado en Champions, Europa League, Copa del Rey y Segundo División de España. Newell’s confió en mí y yo también”, añadió Burgos, cuyo nuevo contrato expira el 31 de diciembre de 2021.

“Me sedujo el proyecto, el saneamiento que ha hecho el club durante estos años. Es difícil y lo ha conseguido, así que esperemos hacer todo bien para el viernes jugar contra Unión”, concluyo el que fuera portero del Atlético de Madrid. El reto, sin embargo, no será sencillo. Está obligado a cambiarle la cara a un equipo que sumó un punto en las cinco primeras jornadas de la Copa de la Liga y que viene de decepcionar en la Copa Maradona.

Palabras y silencios desde Madrid

De momento, la operación fue bendecida por Enrique Cerezo. “Era lo que el quería: dirigir en su país. Estamos muy contentos y orgullosos. Han realizado una gran elección, su mano se va a notar pronto”, resaltó el presidente colchonero, convencido de que su experiencia junto al ‘Cholo’ le basta para asumir ahora el mando.

Fueron diez años juntos en el banquillo entre Catania, Racing y Atleti. Cinco más como jugadores. Con todo, Simeone no se ha pronunciado. Es público que la relación entre ambos fue degradándose y no acabaron demasiado bien. Ahora, sin su tutela, el ‘Mono’ ya vuela en solitario.  

  • Categoría de la entrada:Deportes