El Madrid no falla en la cita con su templo del penalti

Redacción

En el primer día después de la salida de Casemiro, el Real Madrid apenas tuvo que sufrir para sacar un triunfo solvente y claro frente al Celta de Vigo en la segunda jornada de Liga. Los blancos lo encarrilaron a través de un claro penalti que Benzema transformó en el minuto 14.

El equipo blanco, que recibió otro en contra anotado por Aspas y otro a favor que marró Hazard, puede decir sin temor a equivocarse que el estadio de Balaídos es su particular templo del penalti. El año pasado, los blancos dispusieron de tres penas máximas a favor en su visita a Galicia, mientras que este año tuvieron dos más para un total de cinco.

Los que no vieran el partido dirán que esos penaltis a favor hicieron que el Madrid lo tuviese más sencillo, pero nada más lejos de la realidad. Los blancos tiraron de físico y oficio para desbancar a los locales. Modric demostró por enésima vez que con escolta policial por detrás -Camavinga y Tchoauméni- marca diferencias.

Marcó un soberano golazo desde fuera del área para por el 1-2 y regaló el tercero a Vinicius para conseguir su vigesimotercer gol en su carrera en la Liga. El dato no es baladí, puesto que el croata lleva más goles desde fuera del área -12- que dentro en su carrera en el campeonato doméstico español.

Benzema, temible

El que sigue incrementando sus cifras es un Karim Benzema que con su tanto desde el punto de penalti superó a Quini como el octavo máximo goleador de la historia de la Liga. El francés alcanza los 220 en su carrera de blanco y ve como objetivo factible subir muchas posiciones esta temporada.

Hugo Sánchez registra 234 tantos siendo el mexicano un objetivo al alcance al término de la presente temporada para el pichichi blanco. Por el camino, si todo se da bien, Benzema deberá superar a César, Di Stéfano y Raúl González para dar caza al cuarto máximo anotador de toda la historia. Messi, Cristiano y Zarra sí que parecen inalcanzables en esta clasificación.

El Real Madrid, con este triunfo, ha igualado su mejor racha de victorias seguidas en Balaídos (5) que databa del periodo comprendido entre 2002 y 2007. En sus últimos 10 partidos en Vigo, los blancos han marcado 31 goles, la misma cifra que en los 28 partidos inmediatamente anteriores a esta racha.

El equipo de Ancelotti se mostró más que firme tras perder. Modric homenajeó de la mejor manera posible a Casemiro con un tremendo partido en Vigo. El Real Madrid duerme líder y sube escalones como favorito a revalidar el título de Liga.

  • Categoría de la entrada:Deportes