El motor diésel más grande jamás creado por el ser humano: el que propulsa al Emma Maersk

Tecnología

El motor diésel más grande jamás creado por el ser humano: el que propulsa al Emma Maersk

El Emma Maersk es un buque portacontenedores grande, inmenso. Con sus 397 metros de eslora, un arqueo bruto de 170.974 tn y capacidad de carga para más de 10.000 contenedores estándar es un titán que llegó a destacar como el navío de su clase más amplio jamás construido.

Su gran fortaleza, lo que lo convierte en un barco fascinante, es sin embargo su “corazón” de metal y pistones, oculto a la vista de los curiosos entre sus engranajes: el buque se desplaza gracias al descomunal Wärtsilä RT-flex96C, el motor diésel más grande y potente jamás construido.

El mérito se lo ha reconocido incluso el Guiness World Records, que en su web oficial lo presenta como “el motor más grande del mundo”. Méritos tiene para ocupar ese puesto, desde luego: con 27 metros de longitud, 13,5 m de alto y un peso de 2.300 toneladas más se parece a una casa que a un enorme motor de 14 cilindros. Wärtsilä precisa que el ingenio, que entró en servicio hace más de una década y media, en septiembre de 2006, alcanza una potencia que supera los 114.000 CV.

Capacidad… y un motor XXL

1366 2000 7

“Tradicionalmente los motores marinos de baja velocidad se han construido con un máximo de 12 cilindros. Cuando se reconoció hace algunos años que los portacontenedores previstos necesitarían más de lo que estaba disponible en los motores RTA96C y RT-flex96C existentes, se encontró una solución para ampliar el rango de potencia del motor a 80.080 kW”, señalaba en 2006 Wärtsilä.

En la ficha técnica del Emma se apunta que el diámetro interior del cilindro es de algo menos de 96,5 centímetros y la carrera ronda los 249 cm. Otro dato curioso es que solo su cigüeñal pesa 300 tn. El Wärtsilä RT-flex96C es un bloque turbodiésel de dos tiempos con una cilindrada de 25.480 litros y, a modo de referencia, sus pistones miden 6 m de alto y pesan cerca de 5,5 toneladas cada uno.

Sus dimensiones y energía impresionan, pero el salto en ingeniería, como reconoce Wärysilä, fue fundamental para estar a la altura del Emma, otra megainfraestructura que marcó un hito en su día. Como recuerda Maersk, cuando se lanzó el buque se convirtió en el mayor portacontenedores del mundo e incluso tiempo después continuaba destacando en los océanos por su longitud.

A bordo puede transportar entre 13.500 y 14.600 TEU —twenty-foot equivalent, una unidad estándar de carga—, si bien según los parámetros que sigue Maersk el dato se quedaría en unos 11.000.

Con el tiempo el tráfico marítimo se dotó de otros titanes para el transporte de contenedores capaces de hacerle sombra al Emma, como el Ever Given, de 399,9 metros de eslora con una manga de 58,8 m y célebre por el incidente que protagonizó en 2021 en el Canal de Suez; pero eso no quita mérito al Emma Maersk y el fascinante y descomunal secreto que oculta tras un casco.

Imagen de portada: Kees Torn (Flickr)


La noticia

El motor diésel más grande jamás creado por el ser humano: el que propulsa al Emma Maersk

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología