El museo de los horrores de la telefonía: los móviles más feos y con peor diseño de la historia

Tecnología

El museo de los horrores de la telefonía: los móviles más feos y con peor diseño de la historia

Solo de las noches más oscuras pudieron salir adelante ideas así. No sabemos qué clase de influencias tuvieron los diseñadores cuando aceptaron llevar a cabo estos móviles, pero ya forman parte de la historia de la telefonía. Estos son los móviles más feos, con el diseño más horrible y estrafalario posible. Smartphones que buscaron innovar pero se pasaron de la raya.


En el listado tenemos de todo, desde móviles locos que difícilmente lograron vender varias unidades hasta móviles que se convirtieron en mitos de la telefonía por sí solos. Bienvenidos al museo de los horrores de la telefonía. Un repaso por los smartphones más espeluznantes.

Nokia 7600

Nokia 7600

Si hay una marca que se ha caracterizado a lo largo de la historia por sus diseños extravagantes esa es Nokia. Presentado en 2003, el Nokia 7600 fue un móvil con un diseño único. Teclas numéricas a los lados, una pantalla a color central y unas curvas completamente distintas a lo habitual. Se necesitaban las dos manos para utilizarlo y era muy incómodo. Al final el Nokia 7600 quedó como un experimento fallido.

Motorola Flipout

Motorola Flipout 1

«Por fin algo diferente en Android», titulábamos en 2010 en Xataka con el Motorola Flipout. Su arriesgado diseño se basaba en un teclado QWERTY de cinco filas en un espacio aparte. Contaba con una bisagra giratoria y una pantalla a color. Fue uno de los primeros smartphones como tal que innovó profundamente en diseño, pero esa forma cuadrada no logró cuajar en ningún momento.

Toshiba G450

Toshiba G450

El Toshiba G450 fue un híbrido entre un módem USB y un teléfono básico. Teníamos una pantalla circular para marcar la batería o la canción que sonaba y luego dos esferas circulares para el teclado numérico. Un teléfono extraño que al principio chocaba con cualquier cosa hasta la fecha pero que tras probarlo unas semanas podíamos llegar a acostumbrarte.

Nokia N-Gage

N Gage

Fue el peor producto de 2005. La mítica N-Gage fue el primer móvil diseñado para juegos. Un adelantado a sus tiempos que tenía un peso de 137 gramos y casi dos centímetros de grosor. Era demasiado moderna para la época. Un intento de luchar contra la PS Vita pero añadiendo conexión móvil.

Runcible

Runcible

George Arriola en su día trabajó como diseñador para los iPhone y la PlayStation 4. Suyo es el Runcible, un «antismartphone». Con una batería de 1.000 mAh y Firefox OS como sistema operativo, estamos ante un dispositivo de lo más original con una forma totalmente circular, una pantalla de 2,5″ y una cámara de 7 megapíxeles en el centro. El objetivo del Runcible era precisamente utilizar el móvil lo menos posible. Para colmo, su precio era de unos 400 dólares.

Samsung B&O Serenata

Serenata

La alianza de Samsung con Bang & Olufsen quedará marcada para siempre con los Serene y Serenata, su continuación. Mitad móvil, mitad reproductor MP3. Venía con su propio cargador de mesa, una rueda de control copiada del iPod y un diseño curvo. ¿Su precio? Unos 1.400 euros. A nivel auditivo fue un gran producto, pero ni siquiera así logró compensar su falta de ergonomía.

Samsung Z130

Samsung Z130

Samsung es otro fabricante que siempre se ha animado con móviles extraños. A veces tienen éxito y en otras ocasiones, como el Z130 quedan para la posteridad como proyectos demasiado raros. Es el caso del Samsung Z130, presentado en 2005 y con una pantalla TFT rotativa. El diseño daba prioridad a la antena como elemento diferencial.

BenQ-Siemens EF61 Special Edition

Benq

De entre el disparate del concepto de móviles para mujeres, el BenQ-Siemens EF61 se llevaba la palma. Más allá de su diseño, relativamente normal, destacaba su pantalla interna en la que apretando un botón se transformaba en espejo, para poder reflejarse y por ejemplo maquillarse.

Microsoft Kin

Microsoft Kin

El Microsoft Kin no duró ni dos meses. Era una muerte anunciada. Un móvil que no superó las 500 unidades. Estaba centrado en lo social y para jóvenes, pero no contaba ni con aplicaciones ni con juegos. En pleno auge de las redes sociales, Microsoft creyó que el Kin iba a hacerse un hueco.

Haier P7

Haier P7

Se le conoce como el «Pen Phone». El Haier P7 destacaba por ser un bolígrafo, literalmente. Un móvil con pantalla, cámara pero también con boli para poder escribir o dibujar. No solo eso, sino que incluso tenía un clip para enganchártelo de la chaqueta o camisa.

LG Wing

Lg

En los últimos tiempos es más difícil que un fabricante se arriesgue con un diseño innovador, pero todavía hay algunas excepciones como el LG Wing y su pantalla giratoria. Tras probarlo podemos decir que es difícil acostumbrarse y es grande y grueso, con un peso de 260 gramos. La doble pantalla ha intentado durante muchos años convencer a los usuarios, pero casi todos los intentos han sido fallidos.

C91 Budda Phone

Budda

Un «móvil para budistas», con acabado en oro y un diseño tipo concha con una pequeña pantalla de dos pulgadas. El Budda Phone C91 inexplicablemente se puso a la venta y tuvo suficiente éxito como para ver versiones similares en otros fabricantes.

Lobster 700 TV

Lobster 700

Virgin Mobile se animó con el Lobster 700, con un asimétrico lado derecho. Un móvil lanzado en 2006 que en realidad era un HTC Monet reconvertido. Teclas, trackpad y hasta un botón rojo incorporado para transmisiones.

Siemens Xelibri

Xelibri

El Xelibri XE6 se presentó en 2005 y tenía forma de polvera, con un espejo en el interior. Un pequeño móvil con conectividad GSM y un ligero peso de 89 gramos. Eran los primeros tiempos de los móviles y este tipo de dispositivos parecían una buena idea.

Nokia 3650

Nokia 3650

El Nokia 3650 destacaba por su teclado circular en la parte inferior. Se convirtió en un modelo icónico, gracias a su cámara y la posibilidad de grabar vídeo. En el interior tenía el sistema Symbian S60 y fue uno de los primeros smartphones con cámara integrada.

Nokia 7710

Nokia 7710

Fue la versión mejorada del Nokia 7700, pero ni con esas. Fue también el primer Nokia con el sistema Symbian OS Serie 90. Entre las funciones del Nokia 7710 estaba la de hablar con el teléfono de lado, como con la N-Gage. Aún así, los usuarios no respondieron y Nokia volvió a enfocarse en los teléfonos más normales.

Motorola V70

V70

Los teléfonos tipo concha daban lugar a muchas opciones en el diseño. Motorola optó por añadir una pantalla central circular que actúa como bisagra rotativa. Tras el Motorola V70 llegó el Motorola Aura, con un precio de unos 2.000 dólares.

Sierra Wireless Voq

Sierra

Curiosamente la British Columbia Technology Industries Association concedió al Sierra Wireless Voq el premio de producto innovador del año 2004. Estamos ante un móvil con Windows Mobile con un teclado en la parte inferior que se desplegaba. Fue el primer smartphone de Sierra Wireless. Y también el último.

Samsung S5150 Diva

Diva Folder

El interior era un móvil concha estándar, pero las ediciones especiales las carga el diablo. Con su Samsung Diva Collection 2010, el fabricante surcoreano hizo una edición de diseño «lujoso» junto a la modelo de alta costura Carmen Kass.

Le Million GoldVish

Goldvish Le Million

Si hablamos de móviles lujosos no podemos evitar nombrar el Le Million, de la firma Goldvish. Se vendía como el móvil más exclusivo y caro del mundo, plagado de piedras preciosas y diamantes. El nombre hacía alusión a su precio: un millón de dólares.

Telson TWC 1150 (F88)

F88

El reloj teléfono que todos los niños de los 80 soñaban tener. Creado por el fabricante chino CEC CORP, el F88 era mitad móvil, mitad reloj inteligente. Mucho antes que aparecieran los smartwatches, el F88 intentó convencer a los usuarios.

Nubia Alpha

Nubia

Casi como si fuera un heredero del F88, el Nubia Alpha es otro de esos móviles que cuestan de entender. Un smartwatch con cámara y capaz de hacer llamadas. El Nubia Alpha es uno de los dispositivos más raros de los últimos tiempos. Grande, pesado y con demasiados elementos.

Motorola StarTAC Rainbow

Motorola

Esta versión del StarTac no sabemos si es un horror o una obra de arte del diseño. El StarTAC Arco Iris fue una variante del StarTAC 70, pensada para el mercado europeo. Se cree que se fabricaron entre 70.000 y 125.000 unidades. ¿El lema de Motorola? «No todo en la vida es blanco y negro».

Xiang Yan Wang 3838

Paquete Cigarros

No es un paquete de cigarros, es un teléfono. El Xiang Yan Wang 3838 es un gama baja fabricado por la marca de cigarros Chonghwa. Un smartphone con MP3, cámara y un diseño de lo más directo.

Energizer Power Max P18K Pop

Energizer

18 milímetros y 450 gramos. No es un ladrillo, es el Energizer Power Max P18K Pop. Se trata de un original móvil con batería de 18.000 mAh. Un terminal moderno y relativamente minimalista, pero que parece más pensado para hacer pesas que no un móvil para el consumidor final.

Lamborghini TL700

Lamborghini

Se supone que es un móvil de lujo, pero el Lamborghini TL700 era un smartphone con unas formas alargadas y asimétricas. Un móvil recubierto de oro y trasera de piel de cocodrilo sobre el que destaca el logo del fabricante.

Samsung Galaxy Round

Galaxy Round

Antes que Samsung lograse un producto más equilibrado como la gama Fold, probó suerte con distintas implementaciones de sus paneles OLED flexibles. El primer intento fue el Galaxy Round, el primer teléfono con pantalla curva. La curvatura elegida fue la que se adaptaba a la palma de la mano. Un tipo de móvil que no hemos vuelto a ver.

Samsung Matrix

Samsung Matrix

Lo de las ediciones especiales da mucho juego. El Samsung Matrix SPH-N270 fue presentado en 2003 y fue diseñado junto al equipo que hizo la película de ‘Matrix Reloaded’. Sirvió para crear mucha expectación, pero su diseño no era nada funcional y tampoco era especialmente novedoso en lo tecnológico.

Nokia 9 Pureview

Nokia 9 Pureview

El Nokia 9 Pureview tiene un diseño excelente, pero su configuración de cámaras traseras parece sacado de las peores pesadillas de los aracnofóbicos. Con cinco cámaras traseras y dos flashes, la solución de Nokia para sorprender en fotografía pasó a la historia por su originalidad y baja utilidad, ya que el procesamiento de las fotografías era eterno.

Samsung Galaxy Beam

Galaxy Beam

Debo decir que la idea del Galaxy Beam, con su proyector integrado me parecía muy original. Incluso llegó a existir una segunda generación del móvil con picoproyector integrado. Aún así, pasó sin pena ni gloria por su uso tan limitado.

Nokia 7280

Nokia 7280

El móvil pintalabios. Así es como se conocía al Nokia 7280, un móvil 2G delgado y con acabados en rojo y negro. Un móvil que ganó varios premios de diseño y supone uno de los ejemplos de cómo Nokia no temía adoptar diseños de todo tipo. Tuvo continuación en el Nokia 7380.

Sharp Aquos R2 Compact

Shar Aquos

A falta de uno, doble notch. El Sharp Aquos R2 Compact es un móvil con muesca en la pantalla tanto en la parte superior, para la cámara, como en la zona inferior, para el lector de huellas. Todo para conseguir 0,3 pulgadas adicionales.

Vertu Cobra Signature

Vertu

No podía faltar la gran referencia: Vertu. La marca hortera por definición. Diamantes, esmeraldas, 439 rubíes, un precio desmedido y un diseño con dos cobras para rematar. Inicialmente Vertu era británica, pero fue comprada por un multimillonario turco. La última locura fue entregar el Vertu Cobra Signature en helicóptero, a cambio de unos 350.000 euros.


La noticia

El museo de los horrores de la telefonía: los móviles más feos y con peor diseño de la historia

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología