El PSOE y el PP pactan que los jueces que entren en política no puedan volver a la Justicia en dos años

Redacción

La negociación entre el PSOE y el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial avanza al tiempo que empiezan a conocerse detalles sobre los acuerdos alcanzados. Los últimos movimientos de socialistas y populares han desembocado en un pacto para poner coto a las llamadas puertas giratorias en la Justicia.

En concreto, han consensuado que los magistrados que ocupen cargos políticos no puedan regresar a la carrera judicial al menos hasta que pasen dos años después de su cese, según ha adelantado eldiario.es.

De inicio, la iniciativa podría afectar a varios cargos de ambas formaciones, entre ellos, tres de los ministros socialistas -Margarita Robles, Fernando Grande-Marlaska y Pilar Llop- que podrían tener problemas para volver a ocupar sus plazas en el momento que abandonen la política, como ya hizo en su momento, por ejemplo, Juan Carlos Campo -accedió a la Audiencia Nacional tres solo días después de ser cesado como ministro-.

Sin embargo, según los escasos detalles que se conocen, la intención de los negociadores es que la medida no tenga efecto retroactivo.

PSOE y PP han pactado además ampliar la mayoría reforzada de tres quintos en la nueva cúpula judicial a todos los futuros nombramientos y resto de resoluciones, algo que en actualidad solo se aplica a algunos nombramientos, según ha adelantado El Confidencial. Esta medida afectaría también a otras decisiones que se toman en el órgano, como la aprobación de los informes sobre las leyes o los criterios de idoneidad en el nombramiento de cargos como los fiscales generales.

Últimas horas

En las últimas horas, los dos negociadores, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y el vicesecretario de Institucional del PP, Esteban González Pons, han intensificado los contactos para intentar cerrar el pacto cuanto antes.

De hecho, portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, afirmó este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la culminación del acuerdo es la «fase más complicada» pero «esperamos que se consolide». Fuentes del PP insistían mientras tanto en que «no queda mucho más por negociar».

  • Categoría de la entrada:Deportes