En Escocia, decenas de turbinas eólicas funcionaron durante días con generadores diésel. No es tan alarmante como suena

Tecnología

En Escocia, decenas de turbinas eólicas funcionaron durante días con generadores diésel. No es tan alarmante como suena

Esta mañana era portada de Menéame el siguiente titular: ‘Escándalo eólico en Escocia: Scottish Power reconoce que decenas de molinos de viento funcionan con generadores diésel’. El titular es incómodo y llamativo, pero no hubo escándalo como tal.

La noticia original se publicó en el tabloide escocés Sunday Mail a principios de año. La distribuidora eléctrica Scottish Power, propiedad de Iberdrola, admitía que 71 de sus 1.183 aerogeneradores terrestres habían estado funcionando con motores diésel unas seis horas al día durante un corto periodo del mes de diciembre. Es decir, hace justo un año.

Tras la denuncia de un trabajador, Scottish Power confirmó haber recurrido a los combustibles fósiles para mover las aspas de estos molinos después de que se produjera un fallo en la red. Sin electricidad, la empresa se vio obligada a mantener calientes las turbinas con un generador de gasóleo durante el frío invierno escocés.

Todos las turbinas eólicas tienen un respaldo de energía

Los aerogeneradores necesitan un respaldo de energía (power backup) para garantizar un funcionamiento seguro en caso de fallo de la red eléctrica o de la propia turbina.

Las turbinas tienen que tener energía aunque no sople el viento, por varias razones. Para mantener encendidos los sistemas de control y monitorización. Por seguridad, para activar los frenos y otros mecanismos que eviten daños. Para orientar las palas en la dirección del viento.

El estándar de la Comisión Electrotécnica Internacional exige un sistema de respaldo que pueda sostener el funcionamiento de la turbina durante al menos seis horas. Los aerogeneradores modernos utilizan baterías, pero muchos siguen usando generadores a gasolina o gasóleo.

Hay que tener en cuenta que la vida útil de las turbinas es de unas dos décadas, y que muchos parques eólicos se construyeron hace ya unos cuantos años, cuando la tecnología de baterías no estaba tan avanzada y la única opción eran los gases contaminantes.

¿Es paradójico que los sistemas de energías renovables emitan gases de efecto invernadero para seguir funcionando en caso de fallo? Claro que sí, pero la imagen más amplia nos dice que solo fallaron 71 de 1.183 turbinas, y Scottish Power afirma que su fiabilidad general es del 96%.

¿Es un mal lugar Escocia para instalar parques eólicos si hace frío y los rotores corren el riesgo de congelarse? Todo lo contrario, Escocia es uno de los lugares más ventosos de Europa, especialmente en las áreas costeras y las islas, por obra y gracia de los vientos del Atlántico Norte.

Escocia produce dos veces la energía eólica que necesitan sus hogares. Reino Unido está tercera en el ranking de capacidad eólica de Europa, y lidera la industria eólica marina, en gran parte es por las condiciones climáticas de Escocia.

La tecnología avanza rápido. Los aerogeneradores son cada vez más eficientes. Podemos centrarnos en otros problemas asociados a estos modernos molinos de viento, como el reciclaje de las aspas, la devaluación de terrenos de uso rural, la perturbación de ecosistema de aves y murciélagos o el uso de metales raros.

El problema de los generadores diésel para emergencias debería quedar solucionado con el cambio generacional de los parques eólicos.

Imagen | Vincent van Zeijst (CC BY 3.0)

En Xataka | Estos aerogeneradores carecen de aspas y no se mueven. Su objetivo: conquistar los tejados


La noticia

En Escocia, decenas de turbinas eólicas funcionaron durante días con generadores diésel. No es tan alarmante como suena

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Matías S. Zavia

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología