Encontraron carne de un oso en peligro de extinción en la Amazonía
En Ecuador, la población de osos que calculan los expertos apenas supera los 4 mil individuos. ( Foto: Armando Castellanos/ La Hora).
En Ecuador, la población de osos que calculan los expertos apenas supera los 4 mil individuos. ( Foto: Armando Castellanos/ La Hora).

El Ministerio de Ambiente y la Policía de Ecuador confiscaron 20 kilos de carne de un oso en peligro de extinción. Los hechos ocurrieron a la provincia amazónica de Morona Santiago en donde se encontró la carne de este animal, incluidas la cabeza y las patas, que habían sido puestas a la venta. Durante el operativo, tanto el producto como otras partes de la especie faenada fueron incautados y entregados a la autoridad competente en condición de evidencias de un eventual delito.

Agentes policiales presentaron una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Morona Santiago para abrir una investigación por el presunto delito de ataque a la fauna que permita tomar las medidas correspondientes contra los responsables. Este acto se castiga con hasta tres años de prisión. Según el Libro Rojo de Mamíferos de Ecuador, el oso de anteojos está catalogado como una especie en peligro de extinción. Por este motivo, el Ministerio de Medio Ambiente ha pedido a la ciudadanía que denuncie el comercio, el traslado, la captura o la posesión ilegal de animales salvajes a las autoridades competentes o al servicio de emergencias ECU 911. Las autoridades ambientales han anunciado que estas acciones son constitutivas de infracciones penales que implican fuerte sanciones para sus responsables.

En agosto de 2021, una osa de antojos de nombre Wayra fue identificada por la Fundación Cóndor Andino Ecuador. Las cámaras de vigilancia del cóndor y del oso andino captaron a una de las crías de la especie en perfecto estado de salud. Wayra es uno de los 14 osos registrados y monitoreados por la Fundación que opera en los humedales al este de Quito. Los osos de anteojos son una especie en peligro de extinción, por lo que este descubrimiento trae muchas esperanzas a los investigadores ambientales y conservacionistas.

CAR alerta por escape de oso de anteojos en Tocancipá.
Foto: CAR
Debido a la expansión de las tierras agrícolas y a una ganadería inadecuada, tanto seres humanos como osos actualmente conviven en circunstancias riesgosas para ambos (CAR)

Los osos de anteojos figuran como en peligro de extinción en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Este inventario es el registro más completo del estado de conservación de las especies de plantas y animales del mundo.

Según los investigadores ambientales, las principales amenazas para los osos andinos son la caza y la pérdida de su hábitat como consecuencia de la ampliación de la frontera agrícola. A medida que su hábitat se reduce, los osos de anteojos se ven obligados a invadir tierras de cultivo y cazar ganado para alimentarse, poniéndolos en riesgo por parte de agricultores y ganaderos que los ven como especies dañinas para sus propiedades.

Debido a la expansión de las tierras agrícolas y a una ganadería inadecuada, tanto seres humanos como osos actualmente conviven en circunstancias riesgosas para ambos. La degradación de los bosques ha provocado escasez de alimentos, lo que ha convertido a los cultivos y al ganado en presa fácil para los osos. Además, algunas personas, debido a supersticiones de origen popular, creen erróneamente que la carne de oso tiene propiedades curativas, como aliviar la artritis y favorecer el embarazo, lo que perpetúa la caza ilegal. Otros consideran a estos osos como valiosos trofeos de caza.

Un ejemplar de oso de anteojos. (Foto: EFE/ Carlos Ortega).
Un ejemplar de oso de anteojos (Foto: EFE/ Carlos Ortega).

El oso de anteojos, también conocido como oso andino u oso sudamericano, es único en su especie y recibe su nombre debido a la coloración de una marca blanquecina o amarillenta alrededor de sus ojos que contrasta marcadamente con el resto de su pelaje que suele ser negro, gris o marrón oscuro. Estos osos viven en regiones montañosas desde Panamá y Venezuela hasta Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y los Andes semihúmedos del norte de Argentina.

En Ecuador, la población que calculan los expertos apenas supera los 4 mil individuos. Por cada 40 mil hectáreas se ha monitoreado la presencia de 60 o 70 osos en Ecuador. En toda Sudamérica difícilmente la población total de osos de anteojos superaría los 18 mil. La mayor parte de la población estaría en Perú.

La nota Encontraron carne de un oso en peligro de extinción en la Amazonía salió publicada en Infobae

  • Categoría de la entrada:Actualidad