Escalada de tensión en el espacio: Corea del Norte y Corea del Sur lanzan sus primeros satélites espía a la vez

Tecnología

Escalada de tensión en el espacio: Corea del Norte y Corea del Sur lanzan sus primeros satélites espía a la vez

El 21 de noviembre, Corea del Norte puso en órbita su primer satélite espía. El lanzamiento disparó la tensión en la zona y provocó varias sanciones contra el régimen norcoreano. Sin embargo, Corea del Sur hizo tres cuartos de lo mismo dos semanas más tarde, cuando un cohete de SpaceX lanzó su primer satélite espía. Ambos países se están preparando para una escalada militar en el espacio.

El primer satélite espía norcoreano. Después de dos lanzamientos fallidos, un cohete Chollima 1 puso en órbita el satélite militar Malligyong 1 del Ministerio de Defensa de Corea del Norte.

El nombre Malligyong significa «telescopio» en coreano. No en vano, el satélite se estrenó con fotos espía de las instalaciones militares de Estados Unidos en Guam y Japón, así como de la Casa Blanca y el Pentágono, según la agencia de noticias norcoreana. Corea del Norte no ha mostrado de momento ninguna de las fotos obtenidas con el nuevo satélite.

Primer lanzamiento exitoso. El cohete Chollima 1 despegó el 21 de noviembre desde el centro de lanzamientos de Sohae, en el distrito norcoreano de Cholsan (provincia de Pyongan del Norte). Fue el primer lanzamiento exitoso después de dos intentos fallidos en mayo y agosto.

El nombre Chollima proviene de un caballo alado de la mitología china. Según Eureka, el cohete parece estar basado en los misiles intercontinentales Hwasong 15 y 17, los más potentes de Corea del Norte. Hasta este año, los misiles solo se habían usado en lanzamientos suborbitales.

Escalada de tensión y sanciones. Estados Unidos y sus aliados se tomaron el lanzamiento como un pretexto de Corea del Norte para probar tecnología de misiles balísticos prohibida. Las capacidades armamentistas del país, incluidas sus armas nucleares, han avanzado rápidamente bajo el régimen de Kim Jong-un, a pesar de las sanciones internacionales.

Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y Australia anunciaron nuevas sanciones contra el régimen tras la puesta en órbita del satélite espía. Seúl reaccionó además con la suspensión parcial de un acuerdo que reduce la tensión militar intercoreana desde 2018. Piongyang replicó abandonando de forma íntegra el acuerdo.

Tambores de guerra. Otra de las contrarreacciones de Pionygang fue advertir a Estados Unidos de que un ataque a su satélite espía sería considerado una «declaración de guerra». El Ministerio de Defensa norcoreano dijo que su satélite forma parte de una estrategia de disuasión de guerra, pero que «tomaría medidas en defensa propia» si ocurriera cualquier interferencia.

La advertencia se produjo después de que Sheryll Klinkel, portavoz de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, dijera a principios de la semana pasada que Estados Unidos 
»podría bloquear las capacidades y servicios espaciales y contraespaciales de un adversario con una variedad de medios reversibles e irreversibles».

Corea del Sur lanza su propio satélite. Tal y como estaba programado, Corea del Sur siguió adelante con el lanzamiento de su primer satélite espía a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX el viernes de la semana pasada. El lanzamiento del sábado se produjo menos de dos semanas después de que Corea del Norte anunciara que había lanzado su propio satélite espía.

Aunque SpaceX evitó publicar imágenes de la nave militar a petición de su cliente, se sabe que pesa alrededor de 800 kg y que operará entre los 400 y los 600 km de altitud. Además, será capaz de observar objetos de apenas 30 centímetros desde el espacio, según la agencia de noticias Yonhap.

Carrera espacial entre las coreas. Corea del Sur volvió a lanzar un satélite el lunes, esta vez desde aguas surcoreanas. A bordo iba un satélite comercial de la empresa Hanwha Systems, pero fue puesto en órbita con un cohete militar de combustible sólido. Este es el tercer lanzamiento de prueba del cohete después de otras dos pruebas exitosas en marzo y diciembre del año pasado, lo que demuestra el avance de las capacidades espaciales coreanas.

Las coreas sigue técnicamente en guerra. Corea del Sur tiene la intención de lanzar cuatro satélites espía adicionales de aquí a finales de 2025 para aumentar su vigilancia sobre Piongyang (y presumiblemente conocer los avances de su desarrollo nuclear). Corea del Norte es menos concreta sobre sus planes, pero tiene la intención de seguir lanzando satélites a través de su agencia espacial.

Fundada en 2013, la agencia espacial norcoreana ya tiene un lanzamiento exitoso. Además, ha cambiado de nombre: de NADA (National Aerospace Development Administration) a NATA (National Aerospace Technology Administration).

Imagen | Lanzamiento de un cohete norcoreano Chollima 1 en mayo (KCNA)

En Xataka | Corea del Norte infiltró a teletrabajadores con identidades falsas en empresas tech de EEUU para financiar su programa nuclear, según el FBI


La noticia

Escalada de tensión en el espacio: Corea del Norte y Corea del Sur lanzan sus primeros satélites espía a la vez

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Matías S. Zavia

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología