España, reino de rotondas: cómo se han multiplicado por todo el país hasta colocarnos a la cabeza del mundo

Tecnología

España, reino de rotondas: cómo se han multiplicado por todo el país hasta colocarnos a la cabeza del mundo

Nos gustan las rotondas. Quizás te hayas dado cuenta al conducir por el resto de Europa —sobre todo en la región central— o incluso otros continentes, pero impresiones aparte las estadísticas son claras: en España nos encantan las rotondas. O al menos estamos familiarizados con ellas.

No abundan los datos y menos los que permiten trazar una imagen global y actualizada para comparar países, pero en 2020 Statista elaboró un gráfico que muestra de forma detallada cómo de presentes están las glorietas en las diferentes ciudades del globo. Y los resultados —con información recabada por Erdavis.com— reflejan con claridad que España está bien surtida.

Sus cálculos indican que a mediados de 2020 en España había 591 rotondas por cada millón de habitantes, lo que nos situaba en la segunda posición de los diez países analizados. En la lista de naciones estudiadas solo nos supera Francia, referente indiscutible en la materia. Tanto, que hay quien sitúa allí el origen de este tipo de intersecciones: su diseño se atribuye a Eugène Hénard, un arquitecto que habría iniciado este sistema de canalización del tráfico en el París de 1907.

La apuesta por las rotondas

23084

Las tablas de Statista muestran que en Francia se alcanzaban en 2020 las 967 rotondas por cada millón de personas, un dato que supera con creces al de España, el único otro país que sitúa ese índice por encima del medio millar. En la tercera posición se colaba Reino Unido, con 489; en cuarta Portugal (461) y en quinta Bélgica (423). Italia, Suiza y Países Bajos estarían en la horquilla de 300 a 400 y en Alemania la tasa bajaba ya a 168. Menos, muchas menos, se asociaban con Estados Unidos, donde el gráfico de Statista reseñaba solo 73 por cada millón de habitantes.

El vínculo de España con las rotondas viene de lejos. La primera se construyó —según detalla la propia DGT— hace casi medio siglo, coincidiendo con la generalización de modelos como el Seat 600 entre las familias obreras. Fue entonces, en 1976, cuando se estrenó en Palmanova (Mallorca) la primera de las muchas rotondas que vendrían a lo largo de las décadas siguientes.

A modo de referencia en España suele calcularse que hay más de 80.000 rotondas, si bien el dato puede haber fluctuado con el tiempo. Hacia 2008 ya solo en la región de Madrid había unas 2.700 y desde entonces se han seguido expandiendo las áreas urbanas y el parque de vehículos del país.

También se ha diversificado el modelo, adoptando nuevos formatos que facilitan su manejo. Quizás el más célebre sea el de las conocidas como “turborrotondas”. Y para muestra un botón: hace dos años Statista calculaba que Madrid había ya una glorieta por cada 30 intersecciones.

Incluso en EEUU parecen haberse lanzado a experimentar con las bondades de las rotondas. A finales de 2021 The New York Times relataba el caso de Carmel, en Indiana, una ciudad que destaca por su apuesta por las glorietas: suma 140… en un municipio en la que apenas residen unas 102.000 personas. Su uso habría empezado a extenderse por el país, con un alza exponencial que suma ya miles de construcciones, si bien con números que siguen lejos de los de España o Francia.

Que haya pasado el tiempo, proliferen en España y se hayan diversificado no significa, eso sí, que dominemos su uso. Esa es una tarea en la que la DGT sigue empeñado aún a día de hoy.

Imagen de portada: Benjamin Voros (Unsplash)


La noticia

España, reino de rotondas: cómo se han multiplicado por todo el país hasta colocarnos a la cabeza del mundo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología