¿Está Alpine perjudicando deliberadamente a Fernando Alonso?

Redacción

Existe un refrán un tanto escatológico, pero que define a la perfección lo que actualmente siente Fernando Alonso. «Para lo que me queda en el convento, me cago dentro» deberá pensar el asturiano tras ver cómo su Alpine le dejaba tirado en carrera por quinta vez esta temporada.

«Es impresionante que sólo uno o dos coches se retiren en cada carrera y que siempre sea el coche 14. Rompieron cinco motores este año, el problema en Australia en clasificación, en Austria ni pudimos empezar la carrera porque hubo un apagón. He perdido tranquilamente 66 puntos esta temporada», dijo absolutamente frustrado el asturiano en México.

Fernando Alonso lo tuvo todo controlado hasta que su coche fue cayéndose como un castillo de naipes. Iba séptimo con 20 segundos de ventaja sobre su compañero Esteban Ocon -quien por cierto sólo ha abandonado dos veces esta temporada- y los McLaren. ¿Adivinan a qué coche se le fue un cilindro y luego acabó en llamas? El famoso 14.

Los números actuales nos muestran a Fernando Alonso noveno en el Mundial con 71 puntos. Si los cálculos del asturiano son correctos debería ir por encima de un Lando Norris que le saca ahora mismo 40 puntos en la general. «Yo abandono y el resto aplaude porque coge puntos que no les corresponden», añade.

Las sospechas de boicot de Alpine al español se hicieron más patentes este fin de semana cuando Alonso supervisó una reparación de sus ingenieros al coche con lupa. Fernando sabe que los franceses deben vender el relato de que Esteban Ocon es mejor que él y lo están peleando al máximo.

Imposible luchar contra Ocon

La estrategia del equipo es conseguir que el piloto que correrá en 2023 en la escudería francesa gane a Alonso en la general como sea. Ahora mismo saca 11 puntos a un Fernando que necesitará un milagro en las dos carreras que faltan en Brasil y Abu Dhabi para superar a su compañero.

Llama poderosamente la atención que el año que mejor está pilotando Alonso estén apareciendo estos problemas poco habituales. El piloto logró una racha impresionante a mitad de temporada logrando puntos durante 10 carreras consecutivas y poniendo de los nervios a los jefes de Alpine.

Fernando Alonso empieza a ver fantasmas con la gestión de Alpine y motivos no le faltan. «Yo ya me lo encontré cuando vine aquí», fueron una palabras del sheriff de la escudería, Otmar Szafnauer, quien nos da un preludio de lo que le espera al asturiano en las próximas carreras. Veremos si le dan un motor nuevo para que salve el cuarto puesto en el Mundial de Constructores.

  • Categoría de la entrada:Deportes