Estados Unidos aplicó nuevas sanciones a facilitadores financieros y narcotraficantes que apoyan al régimen sirio
El presidente de Siria, Bashar al Assad (Europa Press/Iranian Presidency) (Europa Press/Contacto/Iranian Pr/)

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones a 11 personas y entidades acusadas de facilitar transferencias financieras al gobierno sirio para ayudarle a eludir las sanciones y de estar implicadas en el tráfico de una anfetamina altamente adictiva llamada Captagon, que se ha convertido en una industria en auge en el país devastado por la guerra.

El Tesoro sancionó a un sirio identificado como Taher al-Kayali y a su empresa Neptunus LLC, acusados de adquirir buques de carga para introducir Captagon de contrabando en Europa. Uno de sus barcos fue interceptado por las autoridades griegas en 2018. Mahmoud Abulilah Al-Dj y sus empresas Al-Ta’ir Company y FreeBird Travel and Tourism también fueron sancionados. Se le han incautado varios de sus cargamentos de droga en Libia y ha cooperado con Abulilah. Al-Dj es también el “agente exclusivo” en Libia de la aerolínea siria Cham Wings, sancionada, según el Tesoro norteamericano.

Los expertos afirman que el Captagon se produce principalmente en Siria y Líbano, desde donde se introducen de contrabando paquetes con millones de pastillas en países del Golfo, Europa y otros lugares. Al parecer, este comercio tiene fuertes vínculos con el presidente sirio Bashar Assad y sus asociados, así como con el grupo terrorista Hezbollah, respaldado por Irán, en el vecino Líbano.

El presidente ruso, Vladímir Putin, recibe al presidente sirio, Bashar al Assad, en 2018 (Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin vía REUTERS)
El presidente ruso, Vladímir Putin, recibe al presidente sirio, Bashar al Assad, en 2018 (Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin vía REUTERS) (SPUTNIK/)

Los gobiernos occidentales estiman que la industria ha generado miles de millones de dólares en ingresos para Siria. Los vecinos árabes de Siria, en particular Jordania, Arabia Saudita y otros países del Golfo, están desesperados por detener el comercio, ya que se han introducido millones de píldoras de contrabando.

Mientras tanto, el Tesoro impuso sanciones a Maya Exchange Company, con sede en Siria, así como a Aleksey Makarov, vicepresidente del Banco de Cooperación Financiera de Rusia, que cotiza en bolsa, y a Muhammad ‘Ali Al-Minala, del banco central sirio, que utilizó la empresa de cambio para realizar pagos a “un beneficiario jordano”.

El Tesoro también impuso sanciones a STF Logistic, que, según afirma, ha generado decenas de millones de ingresos para el gobierno sirio y, a través de un contrato de 50 años con Damasco, ha obtenido el derecho a casi tres cuartas partes de los ingresos por ventas de las minas sirias cercanas a Palmira. Grains Middle East Trading y su director ejecutivo, Yafi David, fueron sancionados por actuar como intermediarios de STF Logistic. La empresa tiene su sede en Suiza y Emiratos Árabes Unidos.

La represión de las protestas de Assad en 2011 provocó su aislamiento mundial, y sus fuerzas fueron acusadas de torturas, bombardeos de infraestructuras civiles y uso de armas químicas con el apoyo de sus aliados clave, Rusia e Irán.

Un mural con la cara de Bashar al-Assad en Damasco, Siria (REUTERS/Firas Makdesi)
Un mural con la cara de Bashar al-Assad en Damasco, Siria (REUTERS/Firas Makdesi) (FIRAS MAKDESI/)

“Seguiremos utilizando las herramientas a nuestra disposición para perseguir a quienes envían cargamentos ilícitos en beneficio de grupos terroristas”, declaró en un comunicado Matthew Miller, portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

En un anuncio paralelo, Estados Unidos impuso el martes sanciones a un cambista y a un grupo de empresas de seis países implicadas en envíos de mercancías y transacciones comerciales que benefician al ejército de Irán y al grupo militante Houthi en Yemen y a la milicia Hezbollah en Líbano.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro sancionó a seis empresas, dos buques cisterna y un cambista, todos ellos con sede o registrados en Liberia, India, Vietnam, Líbano o Kuwait. Se les acusa de beneficiar materialmente a Irán, los Houthis y Hezbollah.

Hezbollah y los houthis han lanzado ataques con regularidad desde el inicio de la guerra de Israel contra Hamas en Gaza, y han desatado la preocupación internacional por la posibilidad de que la guerra en el enclave palestino se extienda al resto de Oriente Próximo.

Los terroristas de Hezbollah y las tropas israelíes intercambian disparos casi a diario a lo largo de la frontera sur de Líbano, lo que ha provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas en ambos bandos. A pesar de haber perdido más de 200 combatientes y de que Israel se ha adentrado más en el pequeño país, Hezbollah mantiene que sólo dejará de lanzar cohetes contra el norte de Israel cuando haya un alto el fuego en Gaza.

Mientras tanto, los rebeldes Houthi de Yemen, que controlan gran parte del norte y el oeste del país, han estado lanzando drones y misiles contra barcos en el Mar Rojo, lo que dicen que es un esfuerzo por presionar a Israel para que ponga fin a su guerra. A pesar de los ataques aéreos liderados por Estados Unidos en los últimos dos meses, han continuado con su campaña.

(Con información de AP y Reuters)

La nota Estados Unidos aplicó nuevas sanciones a facilitadores financieros y narcotraficantes que apoyan al régimen sirio salió publicada en Infobae

  • Categoría de la entrada:Actualidad