Ferrari abre las telemetrías

Redacción

Entre decenas de interrogantes sobre el rendimiento del Ferrari SF21, Carlos Sainz tendrá hoy la toma de contacto más seria para comprobar tanto su adaptación como las capacidades del monoplaza. Después de tandas largas, trabajo correlación entre fábrica y pista y demás necesidades del equipo, el madrileño dispondrá en la última sesión de la pretemporada de las simulaciones de clasificación y carrera. Vendrán las vueltas rápidas, aunque ni el motor irá a fondo ni la carga de gasolina será vinculante, igual que se estudiará la degradación de los neumáticos. Ayer fue sexto en la sesión matinal y por la tarde cedió el volante a Leclerc, que finalizó también sexto, aunque en su caso sí hizo simulación de clasificación.

El compañero de equipo no debe ser el enemigo, pero siempre es el listón. La relación entre los dos Carlos se definirá, irremediablemente, en función de quién esté delante de quién. El monegasco parte con tres años de ventaja en Maranello, pero desde Ferrari insisten en que la prioridad ahora es hacer del SF21 un buen coche, no ponderar a sus dos pilotos. Y ellos están de acuerdo.

Leclerc opina: «Carlos es un buen tipo, nunca había pasado tanto tiempo con él hasta esta ahora. Tiene mucho talento y es interesante ver los datos cuanto está en el coche, y compararlos, aunque sea difícil comparar porque las condiciones cambian mucho entre la mañana y la tarde. Estoy deseando estar en el coche al mismo tiempo que él para comparar (los datos) correctamente».

En ese sentido, Sainz se manifiesta a favor de compartir telemetrías, una práctica que él también ha propiciado con su llegada a Maranello: «He traído a Ferrari ese espíritu de hablar entre nosotros, abrir el libro de los secretos e intentar mejorar el coche. Yo tengo más que aprender de Charles, utilizaré sus datos más que él los míos. Pero él también tiene el libro abierto, no cerrado, como en otros equipos, y espero que podamos aprender mutuamente».

Carlos Sainz gana músculo

El madrileño charló de forma virtual con un grupo de medios españoles y habló sobre su entrenamiento. Es llamativo su cambio físico en los últimos meses y Sainz lo confirma: «He ganado bastante peso, espero que de músculo». Cambió su dieta y sus rutinas durante el confinamiento de hace un año para potenciar la musculación y el cambio «ha ayudado en el plano físico y mental».

También aclaró sus motivaciones al vacunarse de coronavirus en Bahréin, como buena parte del paddock y de los pilotos: «Lo decidí rápido, no le quito vacuna a un español que la necesite más que yo y en este país sobran vacunas, así que tampoco se la quito a alguien de Bahréin. Me hago un favor y también se lo hago a los países a los que iremos, somos una burbuja de 3.000 personas viajando por el mundo y si vamos a visitar países, estarán más contentos de recibirnos vacunados».

  • Categoría de la entrada:Deportes