Fue a ver un partido a Perú el médico que atendió drogado en el sanatorio Mayo

El médico que trabajaba en el sanatorio Mayo de Santa Fe y fue denunciado por mala praxis después de atender bajo los efectos de la cocaína a una mujer que murió en enero, viajó a ver un partido de la Copa Sudamericana de Colón en Perú. Algunos hinchas hasta lo buscaron para sacarse fotos con él.

A fines de enero pasado, el médico identificado como F.A. de 47 años atendió en un estado deplorable a Zulma R., de 70 años, quien murió de un paro cardíaco tras sufrir una convulsión en el Sanatorio Mayo. Los familiares denunciaron por mala praxis al médico que la atendió asegurando que estaba «totalmente borracho» y fue grabado mientras no podía quedarse parado en una tarea de RCP.

F.A. estuvo prófugo un par de horas después de ser enfrentado por el hijo de la mujer fallecido y finalmente se entregó a la justicia. Apenas 24 horas después fue liberado en Tribunales mientras enfrenta los cargos antes mencionados. Esa situación judicial no le impidió a viajar fuera del país para alentar al sabalero.

Compleja situación

El hijo y el esposo de la paciente fallecida radicaron la denuncia en la Seccional 1ª de Policía. Todo lo sucedido en el sanatorio quedó registrado en un video, que fue muy difundido en redes sociales y que se presentó en la causa judicial.

“Mi mamá estaba bien, ya casi estaba para el alta, estaba bastante lúcida. Le habían diagnosticado encefalopatía multifocal regresiva y la estaban terminando de tratar con ciertos medicamentos, que le suministraban vía oral. Ayer no los quiso tomar más entonces le pregunté a uno de los médicos qué hacíamos. Me dijo ‘no pasa nada’, y yo pensé, ‘¿no pasa nada?’, porque ella estaba tomando anticonvulsivos. Los tenía que tomar sí o sí a cierto horario porque si no entraba en convulsión, que es lo que pasó esta mañana”, detalló Juan, el hijo de la paciente cuando se produjo el hecho.

“Lo llamé a mi hermano que es médico, y él me dijo que insista, porque mi mamá tenía que tener sí o sí los anticonvulsivos. Así que fui, hablé de nuevo con otro doctor y le pusieron la vía intravenosa, pero se la pusieron mal. Así que el anticonvulsivo que tenía que tomar, nunca lo recibió. Hoy -dijo el familiar en aquella oportunidad- llego a verla y me encuentro con que mi mamá respiraba mal. Vi que de golpe se le iban los ojos para atrás y que se le ponían los labios morados: estaba convulsionando. Me fui a buscarla a la enfermera y le dije lo que estaba pasando”, contó el hombre, con la voz quebrada por el llanto.

Juan prosiguió en su relato: “La empiezan a asistir y llega el médico terapista, que según lo que vi estaba totalmente borracho. Tenía el pantalón desprendido, estaba todo desfachatado. Estaba tan borracho que no tenía ni fuerzas para hacerle RCP a mi mamá. Cuando le dije que se corra porque estaba borracho me empezó a agredir, ahí fue que se me ocurrió filmar lo que estaba pasando. Lo golpeó a mi papá, me golpeó a mí y se dio a la fuga“. Luego se determinó que el médico tenía cocaína en sangre.

  • Categoría de la entrada:Actualidad