Gina Carano demanda a Disney y a Lucasfilm por despedirla de ‘The Mandalorian’ en 2021

Redacción

La actriz estadounidense Gina Carano demandó este martes a Disney y a Lucasfilm por discriminación y despido improcedente, tras haber sido expulsada en 2021 de la serie ‘The Mandalorian’ por comparar en redes sociales la situación política de Estados Unidos con la Alemania nazi.

El documento presentado ante un tribunal federal de California pretende una orden judicial que obligue a la productora Lucasfilm (propiedad de Disney) a volver a contratarla y a pagar al menos 75.000 dólares en daños punitivos.

La demanda de Carano está siendo financiada por la red social X, del empresario Elon Musk, cumpliendo con su promesa de pagar las acciones legales emprendidas por personas que aleguen discriminación por sus publicaciones en Twitter o X. No obstante, Carano hizo aquellas declaraciones desde su cuenta de Instagram.

«Como muestra del compromiso de X Corp con la libertad de expresión, estamos orgullosos de proporcionar apoyo financiero a la demanda de Gina Carano, empoderándola para buscar la reivindicación de sus derechos de libertad de expresión en X y la capacidad de trabajar sin intimidación, acoso o discriminación», reza un comunicado firmado por el jefe de operaciones comerciales de X, Joe Benarroch.

La productora responsable de las películas de ‘Star Wars‘ despidió a Carano en 2021 después de que la actriz publicara en Instagram un comentario en el que comparaba ser republicano con ser judío durante el Holocausto. «Como la historia se altera, la mayoría de la gente no se da cuenta de que para llegar al punto en que los soldados nazis pudieran arrestar fácilmente a miles de judíos, el gobierno provocó antes que sus propios vecinos los odiaran simplemente por ser judíos. ¿En qué se diferencia eso de odiar a alguien por sus opiniones políticas?», publicó la actriz.

Antes, la también exluchadora de artes marciales mixtas ya se había mostrado contraria al uso de mascarillas, había apoyado comentarios que aseguraban que no existe el racismo en Estados Unidos y que los seguidores del expresidente Donald Trump son tratados injustamente.

En la demanda, Carano también argumenta que Disney hizo caso omiso a los comentarios ofensivos y denigrantes que sus compañeros hombres hicieron sobre algunos republicanos, en referencia a una publicación de 2017 en la que Pedro Pascal comparaba al expresidente Donald Trump con Hitler.

  • Categoría de la entrada:Deportes