Hamilton hace saltar todas las alarmas en Mercedes

Redacción

Mercedes tiene problemas en los test y gana el primer gran premio del año, sucedió en 2019 y 2021 (porque 2020 no es representativo, hubo un parón por la pandemia). Pero todo indica que esta vez los vigentes campeones de constructores no se están escondiendo, sino que hay detalles en el ‘set-up’ y la configuración del W13 que se les han escapado. El ‘porpoising’ es un problema grave que Ferrari y Red Bull han resuelto con garantías, pero la casa de Brackley no. Y Lewis Hamilton, en la rueda de prensa de este sábado, ha sido claro: «En este momento, no pienso que vayamos a competir por victorias. Hay potencial en nuestro coche para llegar ahí, pero tenemos que aprender para extraerlo». Que Red Bull haya incorporado mejoras que van en la dirección opuesta al Mercedes, en lo que a pontones se refiere, tampoco parece un gran síntoma.

«Ahora mismo no somos los más rápidos. Ferrari, puede que Red Bull, nosotros, McLaren… no lo sé, pero no estamos delante», dijo el siete veces campeón inglés, que niega la sobreactuación al referirse a los problemas del Mercedes: «Es muy diferente (del test de 2021). No va tan bien, no pinta tan bien como el año pasado. Tenemos desafíos más grandes esta vez y no se resuelven en una semana, llevará más tiempo. Por lo que me han dicho, tenemos mucho ritmo que encontrar».

A vueltas con el ‘porpoising’

El rebote de los coches se le ha atragantado al equipo, cuando Ferrari lo resolvió ya al aterrizar en Bahréin. Red Bull ha introducido nuevos pontones y novedades en el suelo que han servido para limitar este problema. Pero Mercedes sigue enfrascado en el ‘porposing’, a juzgar por las palabras de Hamilton: «En este momento, digamos que es uno de nuestros puntos débiles. Aunque otros también lo tienen. No es genial. No sé qué más decir. Es una clave ahora. Espero que lo resolvamos para ver el potencial real de estos coches».

«La semana que viene espero que tengamos más ritmo», dice en referencia al gran premio. La última vez que Mercedes no ganó la primera carrera de la temporada fue en 2018, con triunfo de Vettel en el GP de Australia. Lewis, que hace dos semanas decía aquello de “mi equipo nunca se equivoca”, ahora apela a «mi equipo lo arregla todo». «Hay confianza en que podemos trabajar frente a cualquier problema, sí», zanja.

  • Categoría de la entrada:Deportes