Hamilton no era una leyenda cuando se fue de McLaren
En este momento estás viendo Hamilton no era una leyenda cuando se fue de McLaren

Redacción

Lewis Hamilton ganó su primer Mundial en la última curva de la última vuelta de la última carrera, mientras la familia Massa celebraba el disparo al poste creyendo que había entrado. Este domingo, en Estambul, una pista que nunca había decidido títulos, Hamilton iguala las siete coronas de Schumacher. El séptimo cielo de la Fórmula 1, un club que sólo integran dos leyendas del automovilismo y para el que, hoy por hoy, es imposible atisbar nuevos miembros a medio plazo. Ni siquiera necesitaba ganar en Estambul, le bastaba con acabar delante de Bottas, pero lo hizo. Con el mejor Mercedes de la era híbrida, el W11, le han sobrado tres carreras completas.

Esa suerte de ola buena en su palmarés nunca debe entenderse como una crítica o debilidad: no hay grandes campeones sin grandes monoplazas ni sabias elecciones. El británico cambió McLaren por Mercedes en 2013 después de seis temporadas con 21 victorias en grandes premios y aquel título de 2008. Tenía talento y carisma, era una estrella del deporte, pero no una leyenda. Ahora, con 35 años, suma 94 victorias, 97 poles y 163 podios y su asiento destacado en el Olimpo de la F1 es incuestionable . Aquel movimiento fue temerario, pero el tiempo le ha dado la razón.

El Mercedes ya es el mejor coche de la historia del campeonato, ningún fabricante encadenó siete títulos de constructores y pilotos ni lo hizo con tanta superioridad, con tantos subcampeonatos, avasallando a tantos rivales por el camino. Aburriendo algunos días, arrasando todos. Muchos reivindican el rol de Lewis en la génesis de esta trituradora de estadísticas rebautizada como ‘flecha de plata’, ahora negra, pero es difícil disociar el binomio hombre-máquina, e imposible repartir responsabilidades en los tiempos del túnel de viento. Toto Wolff, artífice en los despachos de esta era gloriosa, no duda en ensalzar el aporte de Hamilton.

«Fíjese en LeBron James, ¿habría ganado tantos títulos si se hubiese quedado en Cleveland? Va en el deportista. La gente habla de Senna, pero él estaba en un gran equipo, McLaren era el mejor equipo y cuando ganó esos títulos tenían un coche increíble para dominar. Pero es que el deporte es así: cuando un equipo es fuerte, piloto y equipo pueden eclipsarlo todo. Supongo que si me hubiera quedado donde estaba, quién sabe si hoy seguiría corriendo. Y definitivamente no habría ganado más mundiales. Pero fue la mejor decisión de mi vida y no llegó por error o casualidad», explicó una vez el propio Hamilton a AS.

¿El mejor de la historia? Ha ganado a los grandes, ha corrido en tiempos de Alonso, Raikkonen o Vettel, aunque sus dos rivales más duros sean del segundo escalón, Rosberg y Massa. El lunar, haber perdido contra un compañero de equipo. Ha superado a Schumacher en victorias y podios y le ha igualado en títulos con menos grandes premios a sus espaldas, así que ya es el mejor de la estadística. ¿Habrá un octavo? ¿Un noveno? Hay intenciones. Aún debe renovar con Mercedes, pero todo lo que no sea otro par de temporadas en la F1 sorprendería. Ha igualado al mito, tiene tiempo para distanciarse de él.

El icono antirracista del automovilismo

Obsesionado con la moda (diseña su propia línea de ropa para la firma Tommy Hilfiger), la música, concienciado con el medio ambiente y, en los últimos meses, gran defensor del antirracismo. Vegano, un asceta de la vida sin plásticos y los derechos de los animales y activista contra el calentamiento global, vendió su avión privado por estas causas. Nacido en 1985 en Stevenage, Inglaterra, con el nombre de Lewis Carl en honor al velocista Carl Lewis, Hamilton se inició en los karts con seis años a pesar del origen humilde de su familia. Sufrió acoso en el colegio, por eso es cinturón negro de kárate. Tuvo que devolver una PlayStation para comprar un casco mejor y su padre debía compaginar trabajos para poder soportar los costes de la carrera de Lewis. Se proclamó campeón nacional de kárting, ‘Autosport’ le premió y, brillando en monoplazas, McLaren y Ron Dennis le localizaron para sumarlo al programa de jóvenes. Ganó Fórmula Renault 2.0 británica, Fórmula 3 y GP2. Y Woking le hizo un sitio junto a su fichaje estrella, Fernando Alonso, para la parrilla de 2007. Nunca fue ‘rookie’, sino un grande desde su primera carrera. Aquello entonces pareció irreverente e irresponsable. Pero el tiempo, ya se sabe, le ha dado la razón.

Más títulos en F1

7. Michael Schumacher

7. Lewis Hamilton

5. Juan Manuel Fangio

4. Prost, Vettel

3. Brabham, Stewart, Lauda, Piquet, Senna

2. Ascari, Clark, G. Hill, Fittipaldi, Hakkinen, Alonso

1. Farina, Hawthorn, Ph. Hill, Surtees, Hulme, Rindt, Hunt, Andretti, Scheckter, Jones, K. Rosberg, Mansell, D. Hill, Villeneuve, Raikkonen, Button, N. Rosberg

  • Categoría de la entrada:Deportes