Hay algo que ‘Star Wars’ lleva haciendo bien mucho tiempo. Y ‘El Señor de los Anillos’ debería aprender de ello

Tecnología

Hay algo que 'Star Wars' lleva haciendo bien mucho tiempo. Y 'El Señor de los Anillos' debería aprender de ello

Star Wars‘ y ‘El Señor de los Anillos‘ son dos franquicias muy queridas enre los devotos de la fantasía, y lo cierto es que tienen mucho en común. Ambas plantean historias que se han prolongado en el tiempo durante décadas y han impactado a generaciones de aficionados. Las dos cuentan una historia de enfrentamiento entre el Bien y el Mal, cada una con sus códigos y recursos, pero ambas muy conscientes de que están manejando tropos que hunden sus raíces en las mitologías y los subconscientes colectivos.

Desde un punto de vista más prosaico, ambas historias se estructuran en trilogías, aunque en los tiempos de las novelas de Tolkien ese formato no estuviera tan mercantilizado como ahora. Y en cualquier caso, ambas han disfrutado de múltiples ramificaciones en muchos medios distintos, impresos o no, audiovisuales, o no. En cierto modo (de nuevo, mil matices aquí) en contra de las intenciones de sus creadores originales.

Es precisamente ese penúltimo aspecto, la facilidad con la que se han trasladado a otros medios, lo que nos permite comparar ambas franquicias desde un punto de vista diferente, y trazar una serie de evoluciones en sus largas historias. Y sobre todo, reflexionar acerca de qué nuevas vías se abren ante ambas.

En un pixelazo muy, muy lejano…

Si hay innumerables detalles que acercan a las dos franquicias en términos de narrativa y la relación de los fans con ellas, hay otros muchos que, sin duda, los distancian. Como productos pertenecientes a épocas muy distintas, su explotación comercial también ha diferido. Aunque en ese sentido, la importancia de ‘Star Wars’ es esencial en la industria: es imposible entender el fenómeno del merchandising y los productos derivados sin el éxito de la primera película de 1977.

Por eso, prácticamente desde el principio, ‘Star Wars’ ha estado unida a innumerables adaptaciones. Las más populares en sus primeros tiempos, sin duda, fueron los comics Marvel, que incluyeron adaptaciones de las dos primeras películas y se prolongaron durante 107 números, así como los numerosos libros que ha generado, adaptando las películas o con nuevas tramas que pasaron en su mayoría a ser parte del universo expandido que luego fue sacado del canon. Y, por supuesto, los videojuegos.

Star Wars

Star Wars (1983)

Se puede decir que los videojuegos como entretenimiento popular y’ Star Wars’ y sus primeras secuelas nacieron casi a la vez. Por eso, desde el principio hemos visto juegos adaptando su rico universo. Los ochenta y primeros noventa fueron especialmente sustanciosos en títulos de calidad en ese sentido: los arcades de Atari de 1983 y 1985 adaptando las dos primeras películas aún hoy siguen brillando con sus gráficos vectoriales, y la recreativa que tomaba como referencia ‘El retorno del jedi’ también fue memorable.

En los noventa llegó una auténtica explosión de obras maestras: de la trilogía ‘Super Star Wars‘, quizás los mejores juegos de la historia de la franquicia, a los tonteos con el género shooter (‘Star Wars Dark Forces’) o, ya en el cambio de década, los dos ‘Rogue Squadron’ y sus simulaciones de vuelo estelar o la saga ‘X-Wing’ (especialmente el segundo, ‘TIE Fighter’). Nos dejamos muchos en el tintero, pero aquí se puede empezar a ver dónde vamos: la variedad de géneros y aproximaciones a la franquicia es el mejor testigo de lo profundo que es el universo cinematográfico creado por George Lucas.

super star wars

Super Star Wars

Y la cosa sigue en décadas posteriores, con el hardware ganando en potencia y permitiendo aproximaciones absolutamente diversas y para todos los gustos: el apabullante mundo RPG de ‘Knights of The Old Republic’, la diversión interminable de los ‘LEGO Star Wars’, la acción Jedi de ‘Jedi Knight’ y ‘Jedi Outcast’, los tiroteos estratégicos de ‘Republic Commando’ o los ‘Battlefront’ hasta llegar al más reciente y también estupendo ‘Fallen Order’. Toda una panoplia de juegos (donde también los ha habido malos y muy malos, por supuesto), pero cuya gran virtud reside en su variedad.

La versión de la Tierra Media

Y aunque como con ‘Star Wars’, prácticamente desde la masificación de los videojuegos ha existido ‘El Señor de los Anillos’, su paso a los videojuegos ha sido distinto. En los ochenta y los noventa las novelas eran un objeto de culto para una cantidad de jugadores incomparablemente menor, y los juegos, mucho más modestos. Melbourne House, por ejemplo, lanzó unas cuantas aventuras de texto de entre las que destaca ‘The Hobbit’ y más adelante, un juego de estrategia en tiempo real.

hobbit

The Hobbit

En los noventa, Interplay, en colaboración con Electronic Arts, lanzaría unos cuantos juegos de rol basados en los dos primeros libros, pero su limitada aceptación impidió que se llegara a realizar un tercero. Las diferencias con los juegos de la época basados en ‘Star Wars’ son abismales no solo en los recursos empleados, sino en un detalle aún más frontal: mientras que visualmente todos los juegos de ‘Star Wars’, fueran del género que fueran, obedecían a una estética común que daban las películas, los libros de Tolkien estaban más abiertos a interpretación en muchos aspectos.

Además, con la llegada de las películas de Peter Jackson desde 2001, se dio una situación muy especial: EA tenía los derechos de las películas de Peter Jackson, mientras que Vivendi los tenía de los libros, algo impensable con una franquicia conducida con mano férrea como ‘Star Wars’. Desde 2005, EA unificó los derechos, con juegos de aventuras basados en la trilogía de películas, que se sumaron a otros previos del otro gran género que ha cultivado la franquicia, la estrategia.

Desde entonces hemos ido viendo otros juegos ya a la sombra de las películas de Jackson, pero también con los libros como referente: del rol masivo online de ‘The Lord of the Rings Online: Shadows of Angmar’ a la acción bélica de ‘The Lord of the Rings: Conquest’ pasando, cómo no, por las incursiones de LEGO o el giro hacia la acción más violenta como ‘War in the North’ o los notables ‘Middle-Earth: Shadow of Mordor’ o ‘Middle-earth: Shadow of War,’ ambos fuera de canon. Algo también impensable en una franquicia férreamente controlada por sus propietarios, como ‘Star Wars’.

Qué tiene que aprender ‘El Señor de los Anillos’

Detalles aparte (la poca unidad estética de ESDLA antes de las llegadas de las películas de Peter Jackson, que ESDLA no ha tenido juegos de alcance masivo hasta la década de los 2000), hay una característica principal que hace diferir a los juegos basados en ambas franquicias. Los juegos de ‘Star Wars’ han sabido rascar mejor en los rincones de su franquicia para dar pie a juegos más variados… sin dejar de ser títulos de ‘Star Wars’.

kotor

Knights of the Old Republic

Quizás debido a la aparición, desde muy pronto, de productos derivados, como los comics de Marvel, que expandían de forma oficial, pero totalmente ajena al control de George Lucas, el universo original, ‘Star Wars’ se acostumbró a crecer de forma casi descontrolada. El catálogo de razas, de planetas, de hechos históricos pero que encajaban en la historia central, todo se antojaba virtualmente infinito, y los juegos tiraron de ahí para enriquecer sus juegos, aunque siguieran adaptando películas concretas.

Un ‘Knights of the Old Republic’ ambientado en la Tierra Media, por ejemplo, sería muy posible teniendo en cuenta la amplitud y riqueza de las novelas de Tolkien, y sin embargo, es un objetivo que no se ha llegado a llevar a cabo (pese a experimentos interesantes en términos de amplitud del mundo, como ‘The Lord Of The Rings Online’, que por razones obvias no alcanzaba la complejidad dramática del juego de ‘Star Wars’). La razón es que seguimos identificando ‘El Señor de los Anillos’ con las batallas y la acción, pero no con personajes tridimensionales que pueden crecer en un mundo complejo, como dio a luz BioWare.

Un ejemplo claro en ese sentido: cuando se quiso seguir explotando las películas de Peter Jackson, pero ya se habían lanzado las adaptaciones oficiales de los films, se optó por ‘Aragorn’s Quest’, que simplemente contaba la historia de siempre desde el punto de vista de otro personaje. Es cuestión, quizás, de falta de amplitud de miras. 

‘El Señor de los Anillos’ no debería conformarse con una serie de hack’n slashes que se queden en la superficie de libros y películas. Aunque de momento no hay nada en perspectiva (más allá del inevitable y previsible título para móviles), quizás la nueva serie de Prime Video, ‘Los Anillos de Poder‘, sea una buena excusa para intentar poner en pie el juego que merece la saga.


La noticia

Hay algo que ‘Star Wars’ lleva haciendo bien mucho tiempo. Y ‘El Señor de los Anillos’ debería aprender de ello

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología