Hoy es un clásico de la ciencia ficción, pero en su día ‘Tron’ no ganó el Oscar a los efectos especiales por «hacer trampas»

Tecnología

Hoy es un clásico de la ciencia ficción, pero en su día 'Tron' no ganó el Oscar a los efectos especiales por

Hoy día, ‘Tron’ se considera un clásico sin ningún tipo de peros: con 40 años recién cumplidos, nadie discute ni su papel visionario ni su pionero empleo de los efectos especiales por ordenador. Hasta su argumento, en el que un programador se introduce en las tripas de un ordenador, resulta obvio y casi cotidiano tras el éxito de propuestas como ‘Matrix‘, pero en su momento, nadie había hecho nada igual.

Fue esta condición de pionera la que jugó un poco en su contra y convirtió la apuesta de Disney en un fracaso que solo recaudó cincuenta millones de dólares (un castañazo de tal calibre que el videojuego para recreativas de Midway que se inspiraba en su argumento llegó a recaudar más dinero). Su estética y su argumento resultaron difíciles de asimilar por el público de la época.

Y no solo por el público: la propia industria se negó a reconocer el carácter innovador de la película. Visualmente apabullante (pese a su tosquedad técnica, de estética fascinante hoy día), la Academia de Cine no se dignó ni a nominarla a la categoría de Mejores Efectos Especiales. ¿El motivo? Se consideró que hacer efectos con la ayuda del ordenador era hacer «trampa». Sus competidores ese año fueron tres clasicazos del calibre de ‘E.T. el extraterrestre’ (que ganó), ‘Poltergeist’ y ‘Blade Runner’, pero ‘Tron’ hubiera merecido estar ahí.

Es curioso que se considerara que ‘Tron’ hizo trampas, porque crear sus efectos fue cualquier cosa menos sencilla. Exigió el concurso de cuatro empresas punteras de gráficos computerizados de la época, y solo para producir algo menos de veinte minutos de imágenes por ordenador. Para hacerse una idea de los rudimentarios métodos con los que se contaba, los ordenadores que se empleaban tenían unos 2 MB de memoria y apenas 330 MB de almacenamiento, y los icónicos fondos negros de la película iban a ser originariamente blancos, como en ‘THX 1138’, pero los computadores no podían generarlos y tuvieron que decantarse por escenarios negros.


La noticia

Hoy es un clásico de la ciencia ficción, pero en su día ‘Tron’ no ganó el Oscar a los efectos especiales por «hacer trampas»

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología