La curiosa técnica que se ha puesto de moda entre los ladrones para robarte el coche cuando está en marcha

Redacción

Tanto medios de comunicación como autoridades se han hecho eco de la nueva táctica que utilizan los ladrones comunes para sustraer vehículos y turismos. La táctica, conocida comúnmente como el ‘truco de la botella‘ consiste en básicamente elegir una víctima que se encuentra repostando en una gasolinera cualquiera.

Mientras el conductor esta repostando y entra a pagar al local, los delincuentes cogen una botella y la quedan encajada en la rueda de delante, en la parte del copiloto. ¿Por qué aquí? Pues porque así el conductor no la verá una vez se vuelva a montarse.

La botella se encaja entre el guardabarros y la rueda. El que este allí no produce ningún daño al automóvil, no obstante, cuando el conductor se ponga en marcha el roce producirá un ruido incómodo que nos hará parar y ver que pasa.

Normalmente bajaremos sin apagar el vehículo y, por ende, dejando las llaves puestas. Es este el momento en el que en un abrir y cerrar de ojos los ladrones se apropiaran del vehículo sin que tengamos a reaccionar.

La táctica es sencilla pero peligrosa para el conductor, ya que puede ser arrollado por los ladrones. Las autoridades recomiendan que si hay algún ruido que creemos externos detengamos el coche y salgamos con las llaves en las manos, no dejándolas puestas.

  • Categoría de la entrada:Deportes