La empresa que echó a 900 empleados por Zoom se hunde: pierde 50 millones al mes y suma otros 3.000 despidos

Tecnología

La empresa que echó a 900 empleados por Zoom se hunde: pierde 50 millones al mes y suma otros 3.000 despidos

La fintech Better.com se hizo mundialmente famosa el pasado mes de diciembre por convocar a 900 empleados a una reunión de Zoom y despedirlos a todos a la vez, lo que supuso que en apenas un minuto de deshiciese de alrededor del 15% de su plantilla.

Aquello generó una ola de indignación por la frialdad y poco tacto de los dirigentes de la empresa para manejar una situación tan delicada, y apenas una semana después de eso varios directivos dimitieron, el CEO (responsable de aquella videollamada) se retiró temporalmente de sus funciones y lo que quedó de la cúpula dirigente decidió hacer una auditoría sobre cultura empresarial y liderazgo.

Después las aguas se calmaron por un tiempo, al menos de cara al público, pero ahora hemos sabido que esos despidos masivos sólo fueron la punta del iceberg de una empresa que se ahoga en problemas. Hace apenas un mes, Better.com acometió otra ola de despidos aún mayor, que afectó a unos 3.000 trabajadores según Techcrunch. En esta ocasión el medio elegido para comunicarlo fue el correo electrónico.

Y ahora ese mismo medio ha revelado la razón: la compañía está perdiendo alrededor de 50 millones de dólares al mes, según ha filtrado una fuente interna de Better.com. Esa misma fuente ha informado de que la empresa va a ofrecer a los empleados que le quedan en las divisiones de producto, diseño e ingeniería la posibilidad de marcharse voluntariamente pagándoles una indemnización de 60 días y un plan de seguro médico privado.

Al parecer, los directivos de Better.com explicaron a sus empleados, de nuevo mediante un correo electrónico, que la actual inestabilidad de los mercados hipotecarios, con tasas de interés en aumento y condiciones cambiantes, les está perjudicando y esto habría motivado que vayan a acometer su tercera reducción masiva de plantilla en apenas cinco meses.

En España sería imposible

Los despidos que está acometiendo Better.com sólo se pueden dar en mercados laborales poco regulados, como el estadounidense o el indio, países donde la compañía ha realizado las mayores reducciones de plantilla. En España, aunque también es posible despedir de forma colectiva, la ley protege mucho más al trabajador, el proceso es más largo y en ningún caso se puede resolver con una simple videollamada o un mero correo electrónico, como ya explicamos en Xataka.

Para empezar, si una empresa grande como Better.com -que antes del primer despido tenía unos 6.000 empleados- quiere abordar una acción de esta naturaleza y tamaña envergadura, no puede simplemente comunicárselo a los afectados y proceder a echarlos, ya que el Estatuto de los Trabajadores recoge, en su artículo 51, que destituir a 30 trabajadores o más en compañías con más de 300 contratados se considera un despido colectivo, un procedimiento que se rige por unas reglas muy estrictas y concretas.

Para proceder a un despido colectivo en nuestro país, la empresa primero tiene que comunicar por escrito (y por un medio por el que quede acreditado el recibo, como un burofax) a los trabajadores o a sus representantes su intención de iniciar el proceso, abrir un periodo de consultas y convocar una comisión negociadora, entre otros formalismos, sólo para empezar a tratar el cese de los contratos, según explica el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Ese escrito debe reflejar los motivos por los que se acomete esta decisión y la fecha de la rescisión. Una vez hecho esto, de forma opcional el empleador puede convocar a esa persona a una reunión por videollamada para profundizar en los detalles y abordar el despido con mayor tacto. El documento, además, tiene que ser individual. Es decir, no se podría replicar por escrito lo que hizo el CEO de Better.com en Zoom y redactar una mismo texto para echar a varios trabajadores y, así, ahorrar tiempo.

En España ya ha habido algún caso en el que se ha considerado improcedente un despido telemático porque el empleador no se ha acogido al procedimiento legal para hacerlo, aunque en este caso fue por usar el servicio de mensajería instantánea WhatsApp. Así, el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura consideró improcedente el despido de una empleada a la que fue comunicada la rescisión de su contrato por la aplicación de chat porque no lo consideró un medio de comunicación fehaciente y porque no reflejaba los motivos del cese, según recoge el portal Noticias Jurídicas.

De esta forma, las leyes españolas protegen mucho más a los trabajadores que las estadounidenses, donde el despido verbal es considerado legal, los trámites son menores y los márgenes del despido masivo, más amplios.


La noticia

La empresa que echó a 900 empleados por Zoom se hunde: pierde 50 millones al mes y suma otros 3.000 despidos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Rodríguez

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología