La inteligencia artificial cambia el juego en el mundo empresarial

Gorodenkoff / Shutterstock

En la actual revolución digital es probable que muchas organizaciones estén perdiendo el coste de la oportunidad. Esto es, lo que podrían ganar si aprovecharan plenamente las herramientas tecnológicas disponibles. ¿Que requiere tiempo y esfuerzo? Sin duda. Pero el retorno de la inversión es incuestionable.

Para mejorar sus beneficios, las empresas no solo deben perseguir aumentar sus ventas sino también optimizar sus procesos, mejorar la eficiencia en la cadena de suministro y redefinir cómo hacen negocios. Y la inteligencia artificial puede ayudar en este proceso de optimizar el negocio.

El desafío de redefinir la operativa empresarial

Imagine una fábrica donde las máquinas no solo hacen las cosas rápidamente sino que también piensan por sí mismas. Eso es lo que está pasando en muchas empresas ahora. La tecnología inteligente –como robots que saben qué hacer o computadoras que aprenden– está cambiando la manera en que las empresas hacen su trabajo.

El salto cualitativo que ofrecen estas nuevas tecnologías puede compararse con esos videojuegos en los que se ganan vidas y cada paso que se da es más rápido y mejor. Lo sorprendente es que las ventajas de las nuevas tecnologías están disponibles incluso para las pequeñas empresas y pueden contar con aplicaciones que les ayuden a hacer más eficiente su gestión diaria en cuestiones como la automatización de procesos, el análisis de datos o la atención al cliente.

La revolución tecnológica no se trata solo de robots y computadoras inteligentes. También se trata de hacer las cosas de manera más eficiente, de optimizar cómo se hacen los productos, la planificación y el marketing o de cómo organizar el almacén para que todo sea más rápido y, a veces, incluso más barato.

Impacto en la sociedad y la economía

Cuando las empresas usan las nuevas tecnologías para vender no solo están haciendo negocios, también están creando puestos de trabajo. Alguien que diseña una aplicación nueva necesitará de otras que la ayuden a hacerla realidad. Y, una vez que está lista, se necesitan personas para venderla y para mantenerla funcionando. Así es como la tecnología crea empleos.

Además, las empresas que se digitalizan pueden llegar a más clientes, incluso a quienes viven muy lejos o en el extranjero. Entonces, un producto que antes solo se vendía en el país ahora puede llegar a todo el mundo. Esto no solo ayuda a la empresa sino que también ofrece más opciones a clientes de todas partes.

Pero la tecnología también puede cambiar la forma en que trabajamos. Algunos trabajos pueden volverse obsoletos porque las máquinas pueden hacer esas tareas más rápido. Por eso es importante que todos aprendamos cómo usar la tecnología, para que podamos aprovechar sus beneficios y adaptarnos a los cambios que trae consigo.

Ahí es donde entra el término de reciclaje profesional. Todos en algún momento nos reconvertiremos, también las empresas, para adaptarnos mejor a los cambios que traen las nuevas tecnologías.




Leer más:
¿Hacia dónde van los trabajadores con la robotización y la inteligencia artificial?


Un futuro relativamente claro

A lo largo de la historia, las empresas han evolucionado, han cambiado y se han adaptado. La inteligencia artificial debe servir para hacerlas más efectivas, y ágiles.

Negarse al cambio tecnológico puede ser un paso atrás en un mundo que avanza. La resistencia al cambio, mantenerse en la zona de confort, puede llevar a las empresas a perder oportunidades. Y no hay que olvidar que las compañías producen riqueza para los accionistas, generan empleo y contribuyen al crecimiento de las economías.

La transformación digital puede ser el catalizador para un mayor crecimiento siempre y cuando estemos dispuestos a abrazarla, a aprender de ella y a utilizarla en beneficio de todos.

Tecnologías a bajo coste

Estos son algunos ejemplos de uso empresarial de tecnologías fácilmente disponibles y que pueden ayudar a realizar tareas repetitivas o simplemente consultar información:

  1. Asistentes virtuales como Alexa (Amazon), Siri (Apple), Google Assistant (Google) y Bixby (Samsung) pueden proporcionar información útil sobre variables que sean importantes para su empresa. No sólo podría salvarte la vida, sino salvar la vida de tu empresa.

  2. Microsoft ha lanzado Co-Pilot, una herramienta que ayuda a predecir el comportamiento de los clientes, hacer campañas de marketing más efectivas y conseguir vinculaciones entre datos aparentemente desconectados.

La lista es muy extensa, solo es necesario buscar cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades. Recuerde que todo se basa en mejorar su toma de decisiones y aumentar la satisfacción de sus clientes.

The Conversation

Andrés Jerónimo Arenas Falótico no recibe salario, ni ejerce labores de consultoría, ni posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pueda obtener beneficio de este artículo, y ha declarado carecer de vínculos relevantes más allá del cargo académico citado.

  • Categoría de la entrada:Opinión