La ITV ya vigila un elemento clave para la seguridad. Y, pese a ello, sus deficiencias son consideradas «leves»

Tecnología

La ITV ya vigila un elemento clave para la seguridad. Y, pese a ello, sus deficiencias son consideradas

La Inspección Técnica de Vehículos (mucho más conocida como ITV) sigue añadiendo elementos a revisar en los futuros exámenes. Con el aumento de dispositivos electrónicos de nuestros vehículos, también llegan más y más elementos a controlar.


Como ya sucede con los paquetes de ayudas y sistemas ADAS de seguridad al volante que se irán implementando en los próximos años a los vehículos, obligados por la Unión Europea, en 2018 también se dio un paso adelante en este sentido. Desde ese año, todos los vehículos deben contar con eCall. Un sistema de seguridad que ya es obligatorio revisar en la ITV.

Qué es el eCall y cómo se revisa

El eCall es un sistema de seguridad que pone automáticamente en contacto al vehículo con los servicios de emergencia 112 si el vehículo ha sufrido un accidente. En esta llamada también se incluye el posicionamiento GPS del automóvil, el sentido de la marcha en el momento en el que se sufrió el accidente y cuándo se ha producido.

Este sistema, además, también puede activarse manualmente si el conductor sufre algún tipo de indisposición que requiera de la actuación de los servicios de emergencia. Es tan sencillo como pulsar el botón rojo de emergencias con el que deben contar todos los automóviles homologados a partir del 31 de marzo de 2018.

Ahora, además, este sistema también está siendo revisado en la ITV, como indica el Real Decreto 750/2022. En él se detalla que la importancia de este examen va ligada a que «al ser un sistema de urgencia, requiere el máximo nivel de fiabilidad posible, debiendo garantizarse la precisión y la calidad del conjunto mínimo de datos y de la transmisión de voz».

Ecall 2018 Detalle

En el mismo Real Decreto 750/2022 se establecen cuáles son las faltas porque le sistema no funcione correctamente. Sin embargo, a pesar de la importancia que se le da en la redacción anterior, se considera que todas las faltas serán leves, salvo que el propio sistema o algún componente esté ausente, motivo para señalar la deficiencia como «grave».

Por ejemplo, que se detecten anomalías «de la señal del GPS», en la «comunicación de la red móvil» o que, incluso, se detecte un «funcionamiento incorrecto de componentes de audio», son errores que sólo estarán clasificados como «deficiencias leves» y que, por tanto, no nos obligarán a una nueva inspección.


La noticia

La ITV ya vigila un elemento clave para la seguridad. Y, pese a ello, sus deficiencias son consideradas «leves»

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología