La moderación se abre paso en las elecciones bosnias

Redacción

Las victorias de varios políticos moderados en Bosnia Herzegovina en diferentes elecciones este domingo abren la posibilidad de cambios en un país hasta ahora profundamente dividido entre bosniacos (musulmanes), serbios y croatas, los tres llamados «pueblos constitutivos».

En las elecciones para la presidencia colegiada de Bosnia, el musulmán Denis Becirovic, del partido socialdemócrata SDP, derrotó al nacionalista Bakir Izetbegovic, al obtener el 55,78 % de los votos, según los resultados preliminares (54,7 % escrutado) de la Comisión Electoral Central (CIK).

Entre los bosniocroatas aún no está claro el vencedor entre el centroizquierda Zeljko Komisic y su rival más nacionalista, Borjana Kristo, ya que hay poca diferencia entre los dos, con una ligera ventaja de ella.

No obstante, Komsic ya declaró su victoria basándose en los resultados dados por los partidos políticos, por lo que considera que ha revalidado su mandato en la presidencia colegiada.

La nacionalista serbia Zeljka Cvijanovic, por su parte, se hará con la tercera plaza en la presidencia y será la primera mujer que ocupará el puesto en la terna presidencial.

Esta estrecha colaboradora del líder nacionalista prorruso Milorad Dodik obtuvo el 51,65 % de apoyos, según el recuento parcial.

Un sistema complicado

Unos 3,4 millones de habitantes con derecho a voto estaban llamados a las urnas hoy para elegir a los tres miembros de la presidencia colegiada y a los diputados del Parlamento central.

Además, se elegían los Parlamentos de los dos entes autónomos que conforman el Estado de Bosnia -la República Serbia y la Federación común de musulmanes y croatas-, el presidente de la República Serbia y las asambleas de los diez cantones que componen la Federación.

El resultado más llamativo es sin duda el de la serbia Jelena Trivic, del centroderechista PDP, una joven profesora universitaria de 39 años, que proclamó su victoria frente al líder nacionalista Dodik, figura política dominante en la República Serbia de Bosnia desde hace una década y media.

«El principal cometido es el ajuste de cuentas con el crimen y la corrupción porque esto, la estabilidad política y la paz, son el fundamento para el desarrollo», señaló Trivic tras conocer los primeros resultados que le daban una ventaja.

Indicó que será presidenta de todos los ciudadanos y pueblos que viven en el ente serbobosnio.

Dodik, por su parte, insistió en que los datos del partido de Trivic son incorrectos, y expresó su confianza en que él será el nuevo presidente autonómico.

Las elecciones se celebraron en medio de las tensiones y desacuerdos entre los líderes nacionalistas, que tienen diferentes concepciones sobre el país.

Mientras los serbios y croatas reclaman más derechos y autonomía para sus pueblos, los bosniomusulmanes abogan por la centralización.

La afluencia a las urnas fue del 50 %, según datos preliminares.

Cambio legislativo impuesto

Poco después del cierre de las urnas esta noche, el alto representante internacional para Bosnia-Herzegovina, Christian Schmidt, usó sus poderes especiales para imponer una reforma electoral parcial para desbloquear el funcionamiento del ente común de bosniomusulmanes y bosniocroatas.

«Estas medidas establecen el ambiente para una reforma electoral y constitucional, incluido el cumplimiento de los compromisos que Bosnia-Herzegovina ha asumido en la vía de integración hacia la Unión Europea (UE)«, comunicó Schmidt.

Los sectores nacionalistas croatas exigen mejorar su «representación legítima» y acusan a los musulmanes, más numerosos, de usurpar sus derechos como «pueblo constitutivo» al amenazar con la creación de un ente croata propio.

Schmidt indicó que el país necesita una amplia reforma de la ley electoral y pidió al Parlamento central bosnio aplicar el fallo de los tribunales internacionales para eliminar la discriminación de los pueblos que no son constitutivos -musulmanes, serbios y croatas- a la hora de elecciones.

La clase política de Bosnia no logra modificar las disposiciones discriminatorias de la ley electoral para dar posibilidad de elegir personas de otros orígenes, como gitanos o judíos, a la presidencia colegiada y a la Cámara Alta del Parlamento central.

  • Categoría de la entrada:Deportes