La nave Starliner de Boeing ha llevado a los astronautas a salvo a la estación espacial tras fallar cinco de sus propulsores

Tecnología

La nave espacial Starliner de Boeing ha transportado por primera vez astronautas a la Estación Espacial Internacional. Butch Wilmore y Suni Williams de la NASA están a punto de abrir la escotilla para reunirse con los tripulantes de la Expedición 71 después de probar los controles manuales de la nave.

Un viaje tenso. La Starliner despegó a bordo de un cohete Atlas V de ULA el miércoles a las 14:52 UTC. Tras un primer intento frustrado, la nave ha logrado atracar en uno de los puertos de la estación espacial a las 17:34 UTC.

Wilmore y Williams, los dos astronautas, no han corrido peligro en ningún momento, pero el vuelo ha tenido varios momentos de tensión, como demostraban las caras del centro de control.

Tres fugas de helio. La Starliner se lanzó con una pequeña fuga de helio descubierta a principios de mayo. Tanto Boeing como la NASA decidieron que no suponía ningún riesgo para la misión, ya que habría podido seguir adelante con hasta cinco fugas similares.

Horas después del lanzamiento, cuando los astronautas estaban a punto de irse a dormir, Boeing detectó dos nuevas fugas de helio en la Starliner. Concretamente, en los colectores del sistema de control de reacción (RCS), unos pequeños propulsores que permiten ajustar la orientación de la nave.

Fallo de cinco propulsores. Como solución a las fugas, los tres colectores de helio se cerraron en vuelo mientras los astronautas dormían. Fueron reabiertos antes del acoplamiento con la Estación Espacial Internacional para poder controlar el RCS.

Sin embargo, cuando la Starliner comenzó su aproximación a la estación espacial, fallaron cinco propulsores del sistema RCS. Los ingenieros de la misión lograron reactivar cuatro de los propulsores mientras la tripulación pilotaba manualmente la nave espacial a 200 metros de la estación, pero perdieron la primera ventana de acoplamiento.

Primer intento frustrado, luego éxito. Después de esperar alrededor de una hora, los tripulantes de la Starliner pudieron atracar en la Estación Espacial Internacional aprovechando la segunda ventana. La tolerancia a fallos de la nave espacial permitió que el acoplamiento se hiciera con suavidad.

Después del acoplamiento, todos los colectores de Starliner se han vuelto a cerrar por seguridad, aunque esto ya estaba previsto. La apertura de la escotilla y la ceremonia de bienvenida de los dos astronautas ocurrirá después de las 19:20 UTC. Wilmore y Williams estarán entre ocho y 10 días en la estación antes de regresar a la Tierra.

Imágenes | NASA

En Xataka |  Boeing ha detectado dos fugas en la nave Starliner en pleno vuelo de sus astronautas a la estación espacial


La noticia

La nave Starliner de Boeing ha llevado a los astronautas a salvo a la estación espacial tras fallar cinco de sus propulsores

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Matías S. Zavia

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología