La Policía evitó un asalto al Museo del Prado contra la cumbre de la OTAN

Redacción

La Policía Nacional evitó, antes de que ocurriera, la que iba a ser la acción más llamativa contra la cumbre de la OTAN. Activistas del grupo XR (Extinction Rebellion) y Juventud por el Clima pretendían entrar en el Museo del Prado y protagonizar una acción de protesta por la reunión de la alianza político militar en Madrid.

Su intención, según ha sabido CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica, era acceder durante la cumbre a la sala donde está el cuadro de «Las Meninas» de Velázquez, el mismo lugar donde tuvo lugar el miércoles la foto de la cena de gala de los jefes de gobierno.

Una mujer, 40 entradas

Agentes de la Brigada de Información y de Seguridad Ciudadana participaron en la operación, que se desarrolló el jueves 23 de abril. En un principio, los activistas planeaban acceder al Prado durante la cumbre de la OTAN, pero decidieron adelantar la fecha días antes de que se iniciara para evitar el mayor despliegue de seguridad; finalmente no lograron su objetivo.

La alarma saltó, según fuentes policiales, cuando una mujer compró 40 entradas para acceder al museo. El dispositivo desplegado permitió identificar a 21 activistas cuando se disponían ya a entrar en El Prado. Al registrarlos, los agentes encontraron caretas y pancartas. Otras fuentes hablan de que llevaban botes de pintura.

El plan

La intención de los activistas de XR era, según fuentes policiales, disolverse en grupos por el museo y protagonizar finalmente una acción no violenta en la sala de Las Meninas, pero El Prado estaba ya blindado por la policía, de hecho tiene permanentemente una comisaría en el interior del Museo.

Los miembros de XR tuvieron más suerte y más facilidades pocos días después, el lunes 27, cuando una treintena de ellos lograron entrar en el museo Reina Sofía y realizaron una performance en la sala del «Guernica» de Picasso. En esa ocasión, los activistas se desplomaron en el suelo fingiendo estar muertos. Cuatro de ellos, vestidos de gala, brindaban con pancartas en las que se podía leer «La Guerra es la muerte del Arte» y «Aquí se reunirán los señores de la guerra».

Acción de protesta de XR en el museo Reina Sofía | / EUROPA PRESS

Extinction Rebellion o XR es un grupo ecologista que lucha contra el cambio climático y la pasividad de los gobiernos. Nació en Inglaterra, donde el 7 de octubre de 2019 más de 500 personas intentaron ocupar y paralizar el aeropuerto London City, sentándose durante tres días ante las puertas de salidas y llegadas. Su símbolo es un reloj de arena y su eslogan contra el cambio climático es «el tiempo se acaba». Afirman distinguirse de otros grupos como Ecologistas en Acción y Greenpeace, de quienes afirman que ya «forman parte del coro». 

Los estorninos

En España tuvo su puesta de largo en diciembre de 2019, durante la cumbre del clima que se celebró en Madrid. Un portavoz de Extinction Rebellion en España explicó entonces a EL PERIÓDICO que «somos un movimiento no violento. Sabemos que estamos en la lupa de la policía, pero no tenemos nada que esconder». Defienden las ADNV (acciones directas no violentas), aunque advierten a sus seguidores que «vamos a quebrar algunas leyes».

Fuentes policiales indicaban ya entonces que «están bien organizados, se mueven por Telegram según la teoría de los estorninos. Un ideólogo guía a todos y realiza los preparativos, pero el día de la acción es otro responsable el encargado de decir al resto lo que debe hacer, ellos le siguen sin preguntar. Así se garantizan opacidad, seguridad y discrecionalidad». El lugar y la finalidad de la Acción de Desobediencia No Violenta se desvela en el último momento. En el caso del Museo del Prado, la policía les estaba esperando.

  • Categoría de la entrada:Deportes