La reventa de entradas por internet es un dolor de cabeza para los artistas. Rammstein ha decidido pasar a la acción

Tecnología

La reventa de entradas por internet es un dolor de cabeza para los artistas. Rammstein ha decidido pasar a la acción

La nueva pesadilla de los artistas es la reventa de entradas. Algunos cantantes y grupos de música ven como sus entradas se agotan rápidamente, pero luego resulta que no es que se hayan vendido todas. Hay toda una economía alrededor de páginas como Viagogo o StubHub, que las compran en masa y luego las intentan revender a mayor precio. Es un problema para los artistas, pero ya hay quien ha decidido impedirlo por todas las vías necesarias.


Rammstein acude a los tribunales contra Viagogo. El grupo de heavy metal alemán Rammstein ha decidido acudir a la Justicia para prevenir que las entradas de su gira europea para 2023 se revendan en la plataforma Viagogo.

Según describe Loudwire, el grupo se ha unido a su promotor, MCT Agentur, para presentar una demanda e impedir que Viagogo venda las entradas. Una orden judicial basada «la normativa de protección del consumidor que se definió recientemente en mayo de 2022«.

Entradas nominativas. Además de acudir a la Justicia, las entradas de Rammstein será nominativas a petición del artista. Esto puede verse en el próximo concierto que el grupo hará en Madrid. En el momento de la compra habrá que introducir el nombre y el DNI y esta información aparecerá en la entrada. En caso de comprar una entrada en una página de reventa no se tendrá ningún derecho. «Habrás sido víctima de un fraude», explican las condiciones de venta.

El SEO de las entradas de segunda mano. El abogado de Rammstein, Sebastian Ott, explica su punto de vista de la polémica: «Los compradores a menudo no se dan cuenta de que no están comprando sus entradas al organizador sino en el mercado secundario de entradas. La legislatura ha reconocido esta deficiencia y ha actuado.»

La pelea de Rammstein con Viagogo viene de lejos. Ya a finales de 2018 se pronunciaron criticando sus métodos de actuación: «Es una señal de advertencia para cualquiera que piense que puede vender entradas inválidas de Rammstein a precios muy hinchados y anunciarlas en motores de búsqueda populares». Critican el SEO de la venta de entradas, donde los revendedores son capaces de hacer que sus entradas aparezcan en los primeros puestos de búsqueda. Logrando eclipsar en visibilidad a los propios canales oficiales.

La falta de regulación facilita la especulación. Con la venta de entradas hay una especie de vacío legal. En el mundo físico la reventa callejera está prohibida, pero con los bienes digitales todavía no hay una normativa clara. Esto es lo que ha llevado a grupos como Rammstein a denunciar directamente, para que los jueces tomen una decisión puntual para ellos.

En estos grupos tan populares es habitual que las entradas se agoten, lo que permite revenderlas a un precio mayor que el original. Ahí hay todo un filón. Cuando las entradas se venden a un precio inferior no hay problema, pero cuando se intenta hacer negocio sí. El caso es que las mismas plataformas que permiten acceder a entradas más baratas también facilitan la reventa a precios más altos, lo que dificulta su regulación.

No hay una solución sencilla, pero el movimiento de Rammstein de hacerlas nominativas y poniéndose en manos de la Justicia es un acertado movimiento para intentar atajar el problema.

Imagen | Jens Koch, Matthias Matthies


La noticia

La reventa de entradas por internet es un dolor de cabeza para los artistas. Rammstein ha decidido pasar a la acción

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología