Las comedias de zombies más divertidas de todos los tiempos

Con su caminar lento, pero firme a lo largo de varias décadas los zombies han alcanzado un lugar privilegiado entre los monstruos del siglo XXI. Los muertos vivientes, caminantes, reaparecidos, hambrientos, o incluso, infectados han logrado conquistar tantos formatos como se los propusieron. Hoy los encontramos en cómics, novelas, videojuegos, series y, por supuesto, en el cine.

Desde que George A. Romero delineó las bases de estos devoradores de carne con La Noche de los muertos vivientes (The Night of the Living Dead, 1968,) el subgénero creció, mutó y dio a lugar a híbridos memorables que demuestran que aunque ya vimos bastante, todavía hay mucho por explorar.

Pero si hablamos de combinaciones que funcionen tan bien como una hamburguesa con papas fritas o una tarde de verano con una cerveza bien fría, los zombies y la comedia muchas veces dan en el clavo. Con gore y risas aseguradas, tengan a manos sus armas, no se olviden de apuntar a la cabeza y prepárense para repasar las mejores comedias Z.

  • Tu madre se ha comido a mi perro
  • Infectados
  • Muertos de risa
  • Little Monsters
  • Juan de los muertos

Tu madre se ha comido a mi perro – Braindead (Dir. Peter Jackson, 1992)

Braindead de Peter Jackson es la comedia de terror más sangrienta de la historia
Braindead de Peter Jackson es la comedia de terror más sangrienta de la historia

La primera película de la lista es de esas que suelen recibir el título de “clásico de culto” y una que por mucho tiempo fue considerada “la más sangrienta de la historia”.

Braindead, también conocida como Tu madre se ha comido a mi perro (un nombre puesto con muchísimo sentido que vamos a retomar más adelante), es la tercera película como director de Peter Jackson, el mismo de la trilogía de El Señor de los Anillos.

Acá la historia no se ambienta en la Tierra Media sino en la Nueva Zelanda de los años 50. ¿La trama? Una madre sumamente controladora resulta mordida por un exótico mono rata. Como resultado, ella comienza a volverse cada vez más desagradable, dejando un rastro de muerte a su alrededor.

En esta película de Peter Jackson no hay Premios Oscar, elfos, ni anillos. En su lugar tenemos, arrancamientos de cabezas, cuerpos que se pudren, un cura karateka y hasta un bebé sacadísimo. (Ah sí, y una madre que se come a un perro).

Braindead es un delirio total. Una comedia con efectos especiales rústicos, pero sumamente creativos, chorreantes y efectivos. Una película que se convierte en un verdadero baño de sangre en el tercer acto, que logra provocar y divertir por partes iguales.

Infectados – Cooties (Dir. Cary Murnion, Jonathan Milott, 2014)

Infectados – Cooties (Dir. Jonathan Milott y Cary Murnion – 2014)
Infectados – Cooties (Dir. Jonathan Milott y Cary Murnion – 2014)

De la Nueva Zelanda de Jackson nos transportamos a una escuela primaria americana en la que se va a desatar otra carnicería. Esta vez no serán madres las que inicien un desastre, sino los más chicos que se convierten en monstruos salvajes después de comer nuggets de pollo en mal estado.

Infectados (o Cooties en su idioma original), es una comedia de terror que logra un tono perfecto gracias a la colaboración del co creador de El Juego del miedo, Leigh Whannell y el de la serie Glee, Ian Brennan. Figuras que también aprovechan a divertirse delante de cámara como parte del reparto.

En Cooties un grupo de profesores interpretados por Elijah Wood (si, otro de El Señor de los Anillos) y Rainn Wilson (más conocido como Dwight en The Office) se enfrentan a un brote zombie en la escuela en la que trabajan. Una epidemia que, para además, tiene lugar un día lunes.

¿La clave para sobrevivir? animarse a hacer rodar las pequeñas cabezas de sus hambrientos alumnos. Pero… ¿qué clase de personas horrendas pueden matar a un niño?

Little Monsters (Dir. Abe Forsythe, 2019)

Little Monsters (Dir. Abe Forsythe, 2019)
Little Monsters (Dir. Abe Forsythe, 2019)

La siguiente película vuelve a mezclar niños, comedia y zombies, pero con un tono diferente e igualmente efectivo. Si a eso le sumamos referencias a Star Wars, música de Taylor Swift, a la ganadora del Oscar, Lupita Nyong’o y, mucha sangre, el resultado es algo tan extraño como delirante.

Little Monsters nos traslada a una excursión infantil que se tiñe de rojo cuando una horda de zombies (de los lentos y de los que nos gustan) se escapa de una base militar. Una maestra de preescolar será la encargada de proteger la salud física y mental de sus alumnos, haciéndoles creer que todo lo que está sucediendo se trata de un simple juego.

Todos estos ingredientes terminan dándole forma a la comfort movie más inesperada. Little Monsters es una de esas películas que divierten y sacan una sonrisa por igual. Una que además, guarda chistes ácidos para el público adulto y un homenaje a las boybands de los 2000.

Muertos de risa – Shaun of the dead (Dir. Edgar Wright, 2004)

Muertos de risa – Shaun of the dead (Dir. Edgar Wright, 2004)
Muertos de risa – Shaun of the dead (Dir. Edgar Wright, 2004)

Dejando a los niños a un costado, pero sin soltar a la comedia y mucho menos a los zombies, nos encontramos con, quizás, una de las producciones más populares de la lista.

Muertos de risa (Shaun of the dead, 2004), honra el legado de George A. Romero y de su obra El amanecer de los muertos (Dawn of the dead, 1978). Se trata de una de las primeras películas de Edgar Wright, director de Scott Pilgrim contra el mundo (Scott Pilgrim vs. the World, 2010), que funciona como un clásico imprescindible para descubrir las posibilidades de la comedia Z.

¿El punto de partida? En esta historia seguimos a Shaun, un vendedor de productos electrónicos que descuida a su novia y tiene una relación áspera con su madre. Entre las pocas cosas que lo hacen feliz está jugar videojuegos con su amigo Ed y frecuentar el bar del barrio. Todo se complica aún más, cuando una epidemia de devoradores de carne invade la ciudad y tiene que, de una vez por todas, idear un plan para salvar a los que quiere y tomar las riendas de su vida.

Shaun of the dead es una película sobre la amistad hecha por amigos. Una cinta que nos entrega chistes y secuencias inolvidables que incluyen una matanza de zombies al ritmo de Queen, con palos de billar y una pinta en la mano.

Juan of the Dead – Juan de los muertos (Dir. Alejandro Brugués, 2011)

Juan de los muertos
Juan de los muertos | Director: Alejandro Brugués | Productora: Coproducción Cuba-España; La Zanfoña Producciones / Producciones de la 5ta Avenida (Captura del Trailer Oficial)

El orden natural de las cosas indica que de Shaun of Dead podemos pasar sin escala a Juan of the Dead (o Juan de los muertos en español). La respuesta tercermundista a la propuesta de Wright y la primera producción cubana de zombies que, además, se llevó el Goya a la Mejor Película Hispanoamericana en 2011.

Juan está en sus cuarenta años y pasó gran parte de su vida sin hacer absolutamente nada significativo. Pero cuando la gente se vuelve violenta y comienza a matarse entre sí, él ve una oportunidad.

Con el eslogan: ‘Juan de los Muertos: Matamos a sus seres queridos’, comienza a ofrecer sus servicios matando a familiares infectados por precio accesible y convirtiéndose en el héroe inesperado del fin del mundo.

Con la ciudad de La Habana como escenario principal, Juan de los muertos deja de lado las típicas pistolas y cuchillos, para ofrecer escenas de lucha y una matanza de zombies mucho más creativa (con juguetes y elementos cotidianos de por medio). Es una de las películas que mejor representa cómo los países latinoamericanos afrontarían el apocalipsis, condimentada con un humor político ligeramente picante.

La nota Las comedias de zombies más divertidas de todos los tiempos salió publicada en Infobae

  • Categoría de la entrada:Actualidad