Las lecciones sobre liderazgo que Elon Musk ha extraído de un rincón inesperado: su videojuego favorito

Tecnología

Elon Musk no es una persona que deje indiferente a nadie: O se le adora como a un mesías o se le odia por sus formas. Sin embargo, algo que no se le puede negar, es que tiene un talento innato para los negocios y el liderazgo, aunque sus métodos son más que discutibles.

Enganchado. Musk es un aficionado casi obsesivo de los videojuegos, de los cuales afirma haber aprendido importantes lecciones que luego ha empleado en sus negocios. Walter Isaacson cuenta en la biografía de Elon Musk cuales fueron esas lecciones de liderazgo que el millonario aprendió jugando a un videojuego de estrategia llamado The Battle of Polytopia, disponible para Android e iOS.

De hecho, tal y como se cuenta en la biografía, Elon Musk le dijo a su hermano Kimbal que empezara a jugarlo para aprender a ser un buen director general. El hermano menor bromeaba sobre ello llamándolas “Las lecciones vitales de Polytopia”. Algunas de estas lecciones no convertirán a Elon Musk en el jefe del año, pero le han servido para salir victorioso durante los últimos 30 años en un mundo tan despiadado como es el de los negocios.

El jefe no empatiza. La empatía no es una de las cualidades que Elon Musk buscaría en un director o jefe de equipos. Su Síndrome de Asperger hace que el millonario conecte con la comunicación social y los sentimientos de una forma distinta. “Un jefe empático buscará mil excusas para no despedir a alguien que no haga bien su trabajo”. Los empleados de Twitter son testigos de que a Elon no le tiembla el pulso al despedir al 70% de la plantilla.

“Sabe que, a diferencia de él, yo tengo un gen empático, y que eso me ha perjudicado en mis negocios. Jugar a ese juego me ayudó a entender cómo piensa Elon cuando eliminas la empatía. Cuando es un videojuego no hay empatía”, declara Kimbal Musk en la biografía de su hermano.

Perder es parte del juego. Miles de casos de éxito y estudios científicos que han demostrado que existe un miedo real a dejar un trabajo estable para emprender en un nuevo negocio. En opinión de Musk, ese miedo frena la innovación y te aleja de tu objetivo de lograr una victoria. Una de las mejores lecciones es que hay que asumir que también se puede perder y es necesario levantarse y volver a intentarlo.

“Perderás. Las primeras cincuenta veces te dolerá. Cuando te acostumbres a perder, comenzarás a jugar con menos emociones y asumiendo mayores riesgos”, aseguraba Elon Musk a su biógrafo. Elon aprendió bien la lección con su experiencia en PayPal, pero su experiencia le está sirviendo para evitar que la junta de Tesla le expulse tras la crisis que se generó por los tuits antisemitas.

Toma la iniciativa. Shivon Zilis, directora de Neuralink –y madre de los dos últimos gemelos del millonario—, también recibió lecciones vitales de Polytopia. “Mi forma de jugar era 100 reactiva a lo que hacían los demás jugadores, en vez de estar pensando en mi mejor estrategia” dijo la directiva. El juego le hizo ver que era la forma en la que se comportaba al frente de la compañía y que nunca tendría éxito si no diseñaba una estrategia propia.

Musk ha jugado con sus propias normas en todas las empresas que ha fundado. Desoyó las voces que le dijeron que comenzara a fabricar un coche eléctrico barato para luego ir escalando a gamas superiores, y lo hizo justo al revés. Hoy el Tesla Model Y es el coche eléctrico más vendido del mundo.

Cada turno cuenta. The Battle of Polytopia es un juego por turnos en el que cada jugador dispone de 30 turnos para ganar al adversario. “Al igual que en el juego, en la vida solo tienes un número determinado de turnos. Si vamos dejando pasar turnos sin avanzar, nunca llegaremos a Marte”, le dijo Musk a su biógrafo. En el ámbito laboral o del emprendimiento, las oportunidades no se dan dos veces, por lo que es importante aprovechar cada una de ellas y no dejarlas pasar.

Dobla la apuesta. “Elon juega forzando siempre el borde de lo que es posible”, comenta Shivo Zilis a Isaacson, “y siempre está doblando la apuesta y poniendo todo el beneficio obtenido de nuevo sobre el tablero de juego para crecer y crecer”.

Esta es una actitud que ha caracterizado al empresario sudafricano en toda su trayectoria. Lo hizo en Tesla con los beneficios de la producción del Roadster y los Model S para lanzar el Model 3, y repitió la estrategia con el desarrollo de los Starship tras el éxito con los Falcon 9.

Elige tus batallas y olvida el resto. En Polytopia puedes sufrir ataques simultáneos de varias tribus. Si respondes a todos los ataques, perderás todos los recursos y terminarás perdiendo.
Curiosamente, esta es una lección que tuvo que Shivon Zilis tuvo que explicar a Elon, que tendía a meterse en todas las refriegas.

Al minimizar los frentes, la exposición es mucho menor, por lo que el enemigo te desgastará tanto. La directiva de Neuralink afirma que le dijo que aplicara esta estrategia también para sus problemas con X, pero esa parece ser una lección que todavía no ha asumido.

Desconecta de vez en cuando. Tanto Kimbal Musk, como Shivon Zilis reconocen que tuvieron que desinstalar el juego de sus móviles porque les estaba absorbiendo demasiado tiempo en su vida. Sin embargo, Elon no lo desinstaló nunca…y es un gran problema porque en lo laboral también es incapaz de desconectar. Son conocidas sus reuniones a altas horas de la noche o los correos que envía de madrugada a sus directivos.

Descansar y desconectar es la mejor forma de recargar pilas y ser más productivo. Eso es algo que sí aprendió Bill Gates.

En Xataka | La filosofía de Bill Gates: vivir una vida feliz y exitosa se reduce a tres consejos simples

Imagen | Wikimedia Commons (Ministerio de Comunicações), Battle of Polytopia


La noticia

Las lecciones sobre liderazgo que Elon Musk ha extraído de un rincón inesperado: su videojuego favorito

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología